Los jubilados debieron cortar una calle para que aparecieran los bonos para el transporte

Una demora en la entrega por parte de la Subsecretaría de Transporte de la Provincia produjo que más de 200 jubilados esperaran la entrega de bonos gratuitos en el patio del Centro de Jubilados y Pensionados de Petróleo y Gas. Cansados de esperar decidieron cortar la calle, colocando sillas y manifestando su bronca ante una situación insostenible.

Más de 200 jubilados esperaban ayer por la mañana en la puerta del Centro de Jubilados y Pensionados de Petróleo y Gas, ubicado en la avenida San Martín frente a la ANSeS, que se iniciara la entrega de bonos gratuitos, tal como el viernes por la tarde había prometido el subsecretario de Transporte de la Provincia, Pablo Schultz.
Los minutos pasaban y la espera era en vano. Mientras ellos reclamaban, quienes atienden en esa oficina se excusaban que los bonos no habían sido enviados por el Gobierno provincial.
Cansados y con la impotencia a cuestas, decidieron cortar la calle. Para ello arrastraron un banco hasta la mitad de la avenida y cortaron el tránsito, demostrando que su problema es real más allá de las diferencias que puede haber entre los centros que los representan.
El eco de la protesta habría sido decisivo en esta situación, ya que a los pocos minutos llegó al lugar el delegado de la Subsecretaría de Transporte, Gerardo Gaitán, quien entregó los bonos.

UN RECLAMO EN EL
QUE COINCIDEN
Cerca de las 10 en ambos lugares, y casi en forma simultánea, comenzó la entrega que se había hecho esperar luego de que el martes pasado se entregaran solo 2.500 bonos que duraron un abrir y cerrar de ojos.
La entrega fue celebrada con énfasis en la avenida San Martín, casi como una victoria ante la medida tomada minutos antes. Así cada jubilado que pasó por la mesa de entrada de ese centro recibió 20 bonos en mano. Lo mismo sucedió en Federación, en el corazón de Kilómetro 3, donde decidieron que sólo cada 15 días podrá retirar bonos una misma persona, para que la entrega pueda ser más inclusiva.
En total, hasta las 13, en ambas instituciones se entregaron 8.000 bonos gratuitos, 4.500 en el Centro de Jubilado de Petróleo y Gas, y 3.500 en Federación.
Las diferencias, en las formas de reclamar, son evidentes entre Quinteros y Lázaro. Sin embargo, al ser consultados ambos coincidieron en un mismo punto: es necesario implementar la tarjeta SUBE en la ciudad e integrar a los jubilados a este sistema para evitar largas colas de gente de más de 65 años, muchos de ellos con dolencias o padeciendo alguna enfermedad.
Quinteros fue más allá y también pidió incrementar la cantidad de bonos, ya que en un principio habían solicitado 70.000, teniendo en cuenta que se entregan unos 5.000 por día y sólo recibieron 10.000. "Ellos saben cuál es el pedido, le mostramos las planillas con nombres y dirección. Lo único que pretendemos es que le entreguen los bonos a la gente porque nosotros no tenemos nada que ver con la deuda que tiene Provincia con Patagonia. La gente no tiene que seguir padeciendo estas consecuencias", apuntó.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico