Los jubilados petroleros jerárquicos donaron cajas navideñas al Alvear

Los referentes del Centro de Jubilados de Petroleros Jerárquicos se acercaron al Hospital Alvear con quince canastas con comestibles para la mesa de las fiestas de fin de año, a modo de acompañamiento para los pacientes del mismo, donde se atiende mayormente a personas de la tercera edad, y que está ubicado en la zona norte comodorense.
El presidente Ricardo Nuñez y un grupo de la comisión directiva concurrieron el lunes fueron recibidos por su director Javier Cáceres, quien agradeció el gesto de los pasivos y junto al cual recorrieron las instalaciones que están cursando modernas ampliaciones para la comodidad de los pacientes y especialmente en el sector de internación.
"Es un muy lindo gesto, y ahora tenemos que tomar la decisión de cómo distribuirlo pero viene muy bien para esta época navideña y de año nuevo que podamos contar con esto, aflojar tensiones y encontrarnos de vuelta con esa generosidad que ellos siempre tienen", agradeció el director Cáceres.
"Estas instalaciones están prácticamente terminadas y nosotros suponemos que en el mes de enero prácticamente estaremos en condiciones de inaugurarlas para poder mudarnos en el transcurso del verano a este sector que es nuevo", señaló Cáceres respecto a esa obra, donde se atiende en su mayoría a pacientes de la obra social PAMI.
Y dijo que en total serán 20 habitaciones nuevas en sala común, seis camas de terapia intermedia y siete camas de terapia intensiva, con un alcance para esta etapa que tendrá un alcance de 53 camas pero con proyección a ampliarse aún más, siempre con ambientes a estrenar y la última tecnología disponible para comodidad de los pacientes.
Además, se prevé electricidad controlada, planta de tratamiento de residuos cloacales, una central eléctrica inteligente, dos grupos electrógenos y oxígeno centralizado, todo bajo un moderno criterio donde van a convivir en cierto momento la parte nueva con la antigua del hospital, para la cual se irá reciclando material hasta unificar su funcionamiento, respetando la arquitectura original y mejorándose aspectos como aberturas y la fachada histórica del edificio.
"La idea era esa: mantener todo eso pero colocar instalaciones modernas en lo que tiene que ver con la seguridad y las nuevas normas de la medicina, congeniando ambas cosas, que a veces no es fácil pero se intentará lograr eso", concluyó Cáceres.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico