Los jueces y las partes inspeccionaron la casa donde se cometió el triple crimen

La vivienda donde el 23 de noviembre de 2014 fueron asesinados Marisa Santos y sus hijos Victoria y Lucas, y los lugares donde fue observada la Renault Kangoo de la mujer fueron algunos de los sitios que ayer inspeccionó el tribunal colegiado que juzga a Claudio Lamonega.

Culminó ayer en Sarmiento la segunda semana de audiencias por los homicidios de Marisa Santos (48) y sus hijos Lucas Ramis (15) y Victoria Ramis (17), por los cuales está imputado Claudio Lamonega (50), pareja y ex concubino de la mujer.
En la jornada no solo se escucharon declaraciones de seis testigos, tres de ellos que aportaron datos sobre el accionar de Lamonega en la jornada del domingo 23 de noviembre de 2014, día en que se habría producido el triple crimen, sino que también se realizaron inspecciones a diferentes lugares que son determinantes en la investigación.
Estas diligencias se ejecutaron tras la finalización de la audiencia. De esa forma, el tribunal colegiado integrado por los jueces Camilo Pérez, Roberto Casal y Francisco Orlando, además de la jefa de Fiscales, Andrea Vázquez, la querella y uno de los abogados de Lamonega, estuvieron en la casa donde se produjeron los homicidios, la cual ahora está alquilada.
Las partes también recorrieron lugares donde fue observada la camioneta Renault Kangoo de Santos tras su muerte y los locales comerciales con cámaras de seguridad que registraron los movimientos del imputado ese domingo por la mañana. Lamonega optó ayer por no participar de la inspección.
El objetivo era tratar de saber cómo se produjeron los hechos y el recorrido que habría hecho Lamonega en la camioneta, lo que podría ser determinante por los horarios y movimientos que podrían derribar la coartada del imputado, quien ayer sumó otros testimonios en su contra que podrían complicar su situación procesal.

EL DEBATE
Fueron dos los testigos que ayer confirmaron que vieron a Lamonega en la zona del canal N° 5. Quizás el más importante fue quien señaló que ese domingo por la tarde volvía de pescar, cuando vio descender a Lamonega de su camioneta en un sector donde se encuentra una planta de rosa mosqueta.
Allí observó que levantaba los brazos hacia el cielo y luego permaneció arrodillado a orillas del canal. Fue esta actitud lo que motivó que diera aviso a las autoridades policiales de lo que había visto tras conocerse los crímenes.
El hombre recordó con precisión el momento, incluso señaló que ese día volvía apurado para ver el partido entre Boca Juniors y Racing Club y al ver la camioneta disminuyó su velocidad.
El segundo testigo que ubicó al imputado en la zona, fue un productor ganadero que declaró mediante el sistema de videoconferencia desde Comodoro Rivadavia por cuestiones personales. En su caso señaló que esa tarde estuvo con Lamonega, ya que el imputado se acercó hasta su chacra, ubicada en inmediaciones de la ruta provincial n° 20 y un camino alternativo, conocido como "el callejón de Angulo".
En ese establecimiento Lamonega tenía colmenas y al finalizar sus tareas de apicultor, se acercó a la vivienda y compartieron unos mates durante cuarenta minutos. Luego el acusado, a pocos minutos para las cuatro de la tarde, subió a su camioneta se fue.
En la jornada también declaró un tercer testigo desde la Oficina Judicial de Puerto Madryn, quien relató haber cruzado ese domingo al sospechoso manejado su camioneta después de las cinco de la tarde, en un sector denominado "el callejón de Viviers". Además del ex jefe de comisaría y el segundo jefe de policía, quienes declararon sobre cuestiones vinculadas a sus respectivas intervenciones en el marco de las diligencias encomendadas para la investigación.
Con ese panorama el lunes continuarán las audiencias de debate, en lo que sería la última semana del juicio previo a los alegatos que podrían realizarse el 11 de diciembre. La semana tendrá como principales protagonistas a las hermanas de Santos, quienes harían hincapié en la relación que mantenían Marisa y Lamonega.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico