Los líderes británicos retomaron con un tono más moderado la campaña

Mientras el país entero se unió en el repudio al asesinato de Jo Cox, la gran incógnita ahora es cómo su muerte afectará al resultado del referéndum.

Los líderes políticos y los medios de comunicación británicos reanudaron ayer la campaña por el referéndum sobre el futuro del Reino Unido en la Unión Europea (UE) con un tono más moderado y menos agresivo, luego de tres días de luto por el asesinato político de la parlamentaria laborista Jo Cox.
Al mismo tiempo que reanudó la campaña, iglesias y centros religiosos a lo largo del país celebraron servicios especiales en recuerdo de Cox, el principal en la Iglesia Anglicana de St Peter, en la localidad de Birstall, el distrito de la parlamentaria, en el norte de Inglaterra.
Durante ese servicio, se recordó la "humanidad" y la "pasión" con la que luchaba Cox por las causas que defendía, entre ellas a los civiles atrapados en el conflicto sirio.
Mientras el país entero se unió en el repudio al asesinato de Cox, la gran incógnita ahora es cómo su muerte afectará al resultado del referéndum del jueves.
Según una encuesta realizada el jueves y viernes últimos y publicada ayer por el diario The Mail on Sunday, un 45% estaría a favor de seguir dentro de la UE, mientras un 42% preferiría abandonarlo, una opción que ya se conoce como el Brexit.
En una columna, publicada por el diario The Sunday Thelegraph, el primer ministro David Cameron aseguró que el Reino Unido se enfrenta a una "elección existencial en el referéndum del próximo jueves sobre la Unión Europea", del que dijo no "haber vuelta atrás".
Cameron afirmó que no es fácil hablar del referéndum después del shock nacional que representó el asesinato de la diputada laborista Jo Cox mientras hacía campaña por permanecer en la UE, "pero que deben hacerlo", porque ella así lo hubiera querido y es en lo que estaba trabajando en estos últimos meses.
Reiteró una vez más que la opción de salir del bloque europeo "es un gran error que puede conducir hasta una década de incertidumbre" y advirtió que la economía, pese a haber registrado un gran crecimiento y haber sido una de las más exitosas del siglo XXI, "pende de un hilo".
"Si nos vamos, el comercio se vería perjudicado, y la inversión en Gran Bretaña sufriría porque las empresas ya no podrán acceder a la UE de la misma forma. Por lo tanto, nuestra economía sería más pequeña", alertó.
El premier británico consideró, además, que se debatió mucho acerca del mayor o el menor impacto que tendría sobre la economía una salida de la UE y de lo leve o severa que sería la recesión o del nivel exacto de desempleo que esta originaría.
Según Cameron, también se especuló sobre el tamaño del agujero que provocará en las finanzas públicas una ruptura con la UE, pero en ningún momento los británicos escucharon una sola voz creíble que prediga que "estaremos mejor fuera de Europa".
"No hubo nadie de los que hacen campaña para salir del bloque europeo que pueda realmente contestar este aspecto central del referéndum y pueda afirmar que los ingleses estaremos mejor si nos vamos ", sentenció.
En ese sentido, Cameron, advirtió que dejar Europa, no tendrá ningún beneficio, que habrá inflación, pocas oportunidades para los jóvenes bajos salarios, una pobreza permanente y una probable recesión que llevará hasta una década de incertidumbre hasta que "lo superemos" y se preguntó "cómo alguien a conciencia puede votar por esto".
El primer ministro británico llamó a no tomar ese riesgo y afirmó que Gran Bretaña es una fuerza más poderosa cuando trabaja dentro de las organizaciones más relevantes como la ONU, la OTAN o la UE, en donde "tenemos una lugar significativo en la toma de decisiones".

A FAVOR Y EN CONTRA

Tanto Cameron como el líder de la oposición laborista en Reino Unido, Jeremy Corbyn, defienden la permanencia del Reino Unido dentro de la UE, mientras que algunos sectores nacionalistas de sus partidos y la derecha más xenófoba hacen campaña para salir del bloque.
Pese a coincidir en la necesidad de mantenerse dentro de la UE, Corbyn se distanció ayer del gobierno conservador y llamó a los británicos que se "enojen" por las políticas de austeridad de Cameron y no con la UE cuando vayan a las urnas el jueves.
"Si salimos (de la UE) tendremos exactamente los mismos problemas sobre vivienda, empleo y seguridad social, y todos ellos seguirán siendo exactamente los mismos el viernes que como eran el jueves", argumentó el jefe del Partido Laborista en una entrevista con la cadena de noticias BBC.
Además, Corbyn advirtió: "una gran parte de empleos en el Reino Unido dependen de trabajos en Europa", por lo que consideró que "la gente debería pensar con muchísimo cuidado en qué dirección vamos a ir".
A la vez, el ex alcalde de Londres, el conservador Boris Johnson, quien lidera la campaña para que el Reino Unido deje la UE, afirmó que el Brexit" neutralizaría" los extremismos de la inmigración y consideró además que se recuperaría así el control de sus fronteras.
Después de tres días tras el asesinato de la diputada laborista Jo Cox, Johnson dijo que el sistema migratorio del país está "fuera de control".
Sin embargo, el líder opositor se definió como "pro inmigración" y se mostró partidario de una "amnistía" para aquellos inmigrantes indocumentados que lleven más de doce años en el Reino Unido "y que no pueden contribuir a esta economía, no pueden pagar impuestos, y no pueden integrarse adecuadamente".
En tanto, los diarios británicos The Mail y The Observer, expresaron ayer en sus editoriales el apoyo a permanecer en la UE.
The Mail, en una editorial de dos páginas, consideró que bajo cualquier estimación Inglaterra enfrentará tarifas más altas, inestabilidad financiera y un largo período de incertidumbre acusando a que aquellos que están a favor de la salida de la Unión Europea de "estar propulsando una peligrosa ilusión".
The Observer, mientras tanto, tituló su editorial "para una Inglaterra más abierta, liberal e internacional, nosotros necesitamos ser parte de la Unión Europea", afirmando que, más allá de identidades políticas o ideológicas, el papel del bloque es una fuerza positiva para el mundo.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico