Los médicos intentan estabilizar al niño herido en el incendio del Quirno Costa

El director a cargo del Hospital Regional, Raúl Henny, confirmó a El Patagónico que el niño de 7 años, herido en el incendio ocurrido el martes en su vivienda familiar del barrio Quirno Costa, sufrió quemaduras en un 70 por ciento de su cuerpo. Su estado sigue siendo muy "delicado y reservado". Mientras, su madre y su hermanita también se encuentran internadas en el Hospital Regional, pero están estabilizadas.

Así, al cierre de esta edición, tres de los integrantes de la familia que el martes sufrió el incendio de su casa en el barrio Quirno Costa, donde falleció un niño de 4 años, se encuentran internados en el área de terapia intensiva del Hospital Regional.
Se trata de la madre y dos de sus hijos–una niña de 2 años y 8 meses y un nene de 7- que sobrevivieron al siniestro que se habría producido por la falla de un calefactor que habrían sido instalado días antes.
Henny explicó: "todo el equipo médico está trabajando para poder estabilizar el nene de 7 años. Tiene el 70 por ciento del cuerpo quemado: espalda, brazos, tórax, cabeza y un miembro inferior". El chico se encuentra asistido por un respirador artificial y su estado es gravísimo.
En tanto, "la madre del menor sigue con asistencia respiratoria pero logró ser compensada y se está evaluando para ver si en el transcurso de mañana (por hoy) podemos comenzar a sacarle la asistencia respiratoria mecánica de forma gradual", detalló.
Y la niña de 2 años y 8 meses también está siendo asistida con respirador artificial, "pero está estable afortunadamente" y hoy se le harán estudios en las vías respiratorias que tiene afectadas, analizó el director a cargo del centro asistencial.
El Ministerio Público espera el informe del perito ígneo, Enrique Koprowski para determinar las causas del incendio. Al iniciarse el siniestro un vecino logró salvar al niño que se encuentra más grave, mientras efectivos policiales rescataron a su hermana. Según los habitantes del sector, la madre había salido junto a un bebé de un año para llevar ropa para lavar a la casa de la abuela de los niños, situada en la misma cuadra cuando se desató el fuego.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico