Los meses más violentos en Comodoro fueron abril, mayo y noviembre

En cada uno de estos meses se cometieron tres homicidios. En abril en un mismo día se ultimaron a dos personas. Un dato para tener en cuenta y trabajar en la prevención y seguridad de toda la ciudad.

A días de finalizar el 2015, Comodoro Rivadavia carga en su haber 13 asesinatos. Si bien es menos de la mitad del índice del año pasado, no deja de ser un tema sumamente preocupante para la sociedad en general. Cada vez los crímenes con alevosía y extrema violencia se incrementan. Este año los meses más conflictivos fueron abril, mayo y noviembre, registrándose tres muertes en cada uno respectivamente.

En contraposición a esto durante febrero, marzo, julio, agosto y septiembre no se cometió ningún hecho que terminara con la vida de algún ciudadano.

El primer crimen del 2015 tuvo lugar el 18 de enero en las inmediaciones de Avenida Kennedy y Florencio Sánchez del barrio Ceferino Namuncurá. La víctima fue identificada como Eduardo Sáez (26). Recibió un disparo en el pecho, en momentos en que compartía un encuentro con un grupo de amigos, producto de la alta ingesta de bebidas alcohólicas.

El segundo y tercer asesinato se produjeron el 11 de abril. Ese fatídico día, Oscar Alejandro Vargas (22) –hijo del concejal del FpV Carlos Vargas- fue asesinado en las inmediaciones del Club Roca de Comodoro Rivadavia. El crimen ocurrió cerca de las 07:30 de la mañana, en la calle Marinero Jorge López al 2600.

El deceso de Vargas se produjo por el impacto de proyectil de arma de fuego. El joven falleció en el Hospital Regional cuando intentaba salvarle la vida.

Pocas horas después de la muerte de Vargas, fue acribillado de seis disparos en la puerta de su domicilio del barrio Isidro Quiroga Héctor Arismendi Quezada (62), marido de la portera asesinada el 10 de noviembre del año pasado, Norma Curiqueo.

El cuarto asesinato se produjo el 12 de abril. Ese día una persona se presentó en una dependencia policial, alegando ser el autor del crimen de Gustavo Flores (33).

Flores perdió la vida tras recibir un disparo en la cabeza cuando transitaba en una camioneta como acompañante junto a un grupo de personas por el barrio Máximo Abásolo.

El 11 de mayo, cerca de las 18 horas cerca de la zona conocida como "Cañadón La Francesa", se halló el cuerpo de Juan José Márquez (30). Según informaron fuentes policiales la muerte se produjo por un ataque con "un elemento contundente".

El 13 de mayo, Mauro Villagra (28) murió de varias puñaladas en el barrio "30 de octubre". El joven recibió varios puntazos que le produjeron heridas mortales, a pesar de que fue trasladado al Hospital Regional de forma inmediata, los médicos no pudieron salvarle la vida.

El 31 de mayo, Ricardo Cruz (50) fue atacado con un arma blanca. Murió producto de las lesiones que presentaba en la cabeza, cara y cuello.

El autor de tan brutal ataque fue su hijo, un joven de 20 años que sufre esquizofrenia y con quien la víctima residía en esa vivienda alquilada de Rementería al 3.000, del barrio Isidro Quiroga.

El octavo homicidio de Comodoro Rivadavia se produjo el 09 de junio, en el camino vecinal frente a la ex "Chanchería de Varela". Allí encontró la muerte Luis Alfredo Nahuelquir (19) alias "Chicha". La víctima residía en la zona de la ex Radio Estación. El fallecido tenía manchas de sangre en el rostro y parecía que había sufrido una dura golpiza. También se confirmó que recibió un tiro en la frente.

Lucas Ariel Díaz (35), alias "El Chino" fue la víctima 9º. El joven fue asesinado de una puñalada en Comodoro Rivadavia en plena vía pública, luego de que se peleara con otro sujeto en el interior del "Bar Los Troncos", ubicado en la arteria San Martín y Pasaje Intermedio.

El homicidio Nº 10 fue el de Oscar Torrico (43) quien encontró la muerte en el barrio Moure, en el momento en el que descendió del colectivo y fue atacado por un delincuente que lo hirió con una cuchilla para robarle la mochila.

El hombre de nacionalidad boliviana, fue abordado cuando caminaba por la calle 10 de Noviembre y Arigoni.

El 15 de noviembre, Sebastián Nicolás Cárdenas, murió de un puntazo en el cuello en el barrio Próspero Palazzo, durante una gresca que se produjo después de una fiesta de 15 años.

El hecho tuvo lugar a las 8.40 en la calle Sarratea 384. Fuentes policiales confirmaron que en este lugar se produjo una discusión entre un hombre de 42 años, identificado como Omar Calderón, y un grupo de jóvenes que habían participado de la fiesta. Si bien las primeras versiones aseguraban que Calderón había sido el homicida, el joven de 19 años, Nicolás Cárdenas, murió en manos del novio de la cumpleañera, identificado como S.C. -hijo del hombre de 42 años-. Otro de los jóvenes, de apellido Urra (18) también recibió heridas en la cabeza pero ya fue dado de alta.

El homicidio Nº 12 tuvo como víctima a José Luis González (29). El hombre que fue hallado muerto en un obrador del barrio Stella Maris. Fue ultimado con disparos de un arma de fuego.

El último homicidio y primero en lo que va del año que tiene como víctima a una mujer, ocurrió el 08 de diciembre. Ese día, Anahí Tamara Copa (23), murió de un disparo, luego de quedar en medio de una balacera. El hecho ocurrió en el barrio Quirno Costa y el fatal desenlace fue consecuencia de la tensión que en esa zona viven las familias Nieves y Alvarado. La mujer se encontraba adentro de su casa amamantando a su bebé cuando recibió el disparo.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico