Los municipios petroleros quieren su propia voz política ante la industria

Desde Las Heras propusieron la creación de una federación que defienda los intereses de los municipios, que sea independiente de la organización que nuclea a las gobernaciones provinciales. "Si nos juntamos entre iguales vamos a poder encontrar soluciones", planteó José María Carambia, intendente lasherense.

Los municipios patagónicos no se achicaron en la última reunión de la Federación Argentina de Municipios y salieron a proponer su propia estructura política para defender sus intereses ante la industria petrolera. Ante la inacción de la OFEPHI (Organización Federal de Estados Productores de Hidrocarburos), la santacruceña Las Heras levantó la mano para que sean los municipios quienes tomen la posta.
El nombre tentativo es Federación Argentina de Municipios de la Actividad Hidrocarburífera. La idea de conformar este gremio es de José María Carambia, el intendente de Las Heras, localidad de la que nadie puede negar su estrecho vínculo con la actividad petrolera y, además, la desidia que ha sufrido desde las administraciones provinciales y nacionales con su déficit de obras para mejorar la calidad de vida de la población.
El dinero que surge de los municipios por la actividad petrolera se convierte en regalías jugosas para las provincias (en Chubut representa un tercio del presupuesto anual) y recaudación impositiva creciente en tiempos de bonanza por las empresas de servicios. Ciudades como Comodoro Rivadavia recaudan más por impuestos que por coparticipación desde Provincia.
La organización de jefes comunales permitiría actuar corporativamente para impulsar sus reclamos y mantener una relación de iguales con las operadoras petroleras. Allí les exigirán un mayor perfil de responsabilidad social, aunque también llevar legislaciones confeccionadas por el grupo hacia el Congreso nacional.

ENTRE IGUALES

José María Carambia es el intendente de Las Heras, que empezó a conversar la idea con otros colegas de Añelo, Koluel Kaike, Pico Truncado, Rincón de los Sauces. Otros convocados son Comodoro Rivadavia, Sarmiento y buena parte de Río Negro, pero considera que habrá una importante recepción.
"Los municipios somos los más afectados y el intendente está más cerca de los problemas que el gobernador, que no los ve ni en figurita", indica Carambia a Patagónico Energía.
"Si nos juntamos entre iguales vamos a poder encontrar soluciones", añadió el joven intendente lasherense en el contacto telefónico.
Las Heras tiene 500 pozos activos en el ejido urbano. "Los tratamos como un vecino más", bromeó Carambia. La realidad es similar al municipio rionegrino de Allen, al neuquino de Plottier o al chubutense de Comodoro, donde avanzaron proyectos de extracción de petróleo y gas en la ciudad con métodos de seguridad cuestionados por la comunidad.
"Acá les pedimos a las empresas que tengan los pozos cercados como corresponde. Alguna vez les pedimos que estén semi parquizados pero nos dijeron que no se podía y pusieron mil excusas. Pero estos 500 pozos en el ejido urbano tienen que estar bien cerrados, eso les pedimos", apuntó.
Otro punto es el económico. Como los municipios no pueden cobrar impuestos, en muchos casos han adoptado algún tipo de retribución, cánon o multa para hacerse de algún dinero para sumarle al presupuesto. Como en Comodoro con el VDEPIN o en Las Heras con una multa ambiental -este año lograron una compensación de 40 millones de pesos por el viejo caso de la contaminación de la laguna cloacal por parte de YPF-.
"Cuando empezamos a hablar con los intendentes vimos que compartimos problemas. A veces nos inventamos una multa o tasa porque con las regalías nos destinan lo menos posible. Santa Cruz comparte con los municipios el 11%", repasó el intendente -en Chubut, se distribuye el 16% del total de la torta-.
"Con el gobierno provincial tenemos diálogo -por la gestión de Alicia Kirchner- pero cuando vamos a pedir que nos den una mano económica con algo de dinero se termina la atención", disparó.
YPF y Sinopec tienen una fuerte presencia en el norte santacruceño y allí han desplegado una serie de acciones de responsabilidad social. Sin embargo, esa tarea, a criterio de la nueva Intendencia de Las Heras, es independiente a las inversiones que necesita la ciudad en materia de obras públicas y servicios que están deteriorados pese a ser enclaves productivos.
"A veces ponen sobre la mesa esos planes de responsabilidad social para argumentar. Nosotros creemos que no es así, que tiene que ser algo más abarcativo. Sabemos que la empresa quiere gastar lo menos posible y nosotros intentamos que inviertan la mayor cantidad posible", describió.
La OFEPHI está inactiva, en parte por la interna entre el chubutense Mario Das Neves y el neuquino Omar Gutiérrez, y sus diez provincias han atravesado cambios de signo político o los objetivos de la política petrolera fueron reorientados. Hay de todo en esos diez distritos que apagaron sus declaraciones, siendo la última vez que expusieron fuertemente fue en la modificación de la Ley Nacional de Hidrocarburos en 2014.
Este clima provocó que los intendentes de ciudades como Las Heras, Caleta Olivia, Rincón de los Sauces, Cinco Saltos y Añelo, entre otras, consideren una federación propia como voz política y con representatividad. Aunque la idea no es competir, a decir de Carambia, sino defender a los municipios en la parte que les toca.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico