Los obispos de la Patagonia rechazan la instalación de la planta nuclear en Río Negro

Los obispos de la Región Patagonia Comahue consideran "que hoy no están dadas las condiciones para realizar este emprendimiento" y dicen que es "imprescindible que en todo emprendimiento en la Patagonia, actual o futuro, se tenga en cuenta la protección de los habitantes y el cuidado de la casa común".

En un encuentro encabezado por Virginio Bressanelli, obispo emérito y administrador diocesano de Neuquén, las máximas autoridades católicas de la Patagonia rechazaron la instalación de una planta nuclear en Río Negro, tal como anunció ese gobierno provincial y la administración de Mauricio Macri.
Los obispos consideran que "hoy no están dadas las condiciones para realizar este emprendimiento", pese a que reconocen "la necesidad que tiene el país de más energía eléctrica; la oportunidad laboral que brindará esa planta; la urgencia de generar otros tipos de energía que no emita gases de efecto invernadero" y "los insumos médicos que se obtienen".
El encuentro de los obispos se llevó a cabo en Neuquén, en el marco de la reunión que suelen realizar a mitad de año. Bressanelli estuvo acompañado por los obispos Fernando Croxatto (electo de Neuquén), Marcelo Cuenca (Alto Valle del Río Negro), Juan José Chaparro (San Carlos de Bariloche), Miguel Ángel D'Annibale (Río Gallegos), Joaquín Gimeno Lahoz (Comodoro Rivadavia), Esteban Laxague (Viedma), José Slaby (Esquel), Fernando Bargalló (emérito de Merlo-Moreno), Miguel Hesayne (emérito de Viedma), Marcelo Melani (emérito de Neuquén), Néstor Navarro (emérito de Alto Valle del Río Negro) y José Pedro Pozzi (obispo emérito de Alto Valle del Río Negro).
Tras la reunión los obispos emitieron un comunicado, mediante el cual señalaron que un emprendimiento de este tipo "produce residuos radioactivos peligrosos por mucho tiempo e "implica un costo muy alto". Además, señalaron que "las consecuencias de una falla o accidente son gravísimas e irreparables" y resaltaron "la poca confianza en la efectividad de los controles".
Los religiosos advirtieron que con ese comunicado no se "pretende definir las cuestiones científicas, ni sustituir a la política, pero sí invitar a un diálogo y debate honesto y transparente".
Y consideraron: "la Patagonia tiene un potencial natural que no puede ser puesto en peligro. Por eso nos provoca perplejidad este proyecto cuando en varios países se abandona este modo de producir energía".
"Es imprescindible que en todo emprendimiento en la Patagonia, actual o futuro, se tenga en cuenta la protección de los habitantes y el cuidado de la casa común.
Invocamos a Dios Padre para que podamos vivir este momento con responsabilidad y magnanimidad", señalaron.
Los obispos aseguraron, además, que "son temas no resueltos y que por lo tanto merecen el compromiso de todos en un debate interdisciplinario, honesto y transparente".

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico