Los otros casos

- Viernes 30 de setiembre: antes de las 13. En Diadema un hombre de unos 30 años tomó de la mano a un estudiante de 11 que caminaba a metros de la comisaría del barrio. El niño logró zafarse y llegó llorando a su casa.

- Martes 4 de octubre: antes de las 13. En el barrio San Cayetano, un hombre a bordo de una camioneta negra intentó hacer subir por la fuerza a una estudiante de 11 años que caminaba junto a un hermano más pequeño hacia el Instituto "Hijos del Altísimo" ubicado en calle O'Donell. Su hermanito se le colgó de sus ropas y logró evitar que se la llevara. Corrieron y pidieron ayuda.

- Martes 4 de octubre: antes de las 13. También en barrio San Cayetano un hombre con barba persiguió sobre la calle 554, a bordo de la camioneta negra, a un estudiante de 11 años que iba rumbo a la Escuela 209. El niño corrió por ayuda.

- Viernes 7 de octubre: antes de las 13. Un individuo en un vehículo oscuro invitó a subir a una estudiante de 12 años de Escuela 43 de Kilómetro 3, a metros del edificio escolar. La niña logró escapar. Las cámaras callejeras de videovigiliancia del sector no tomaron al sospechoso.

- Viernes 14 y lunes 17 de octubre: antes de las 13. El depravado del que no se tenían noticias desde hacía una semana, abordó dos veces en inmediaciones de la Escuela 738 -en Kaiken entre Hugo del Carril y Pieragnoli- a un niño de 13 años. Primero fue el viernes 14 cuando lo invitó a subir en un Ford Focus negro y el niño salió corriendo. Le dijo que volvería el lunes a buscarlo, y lo hizo. Le abrió la puerta del lado del conductor, pero el chico no le hizo caso y salió corriendo hacia el colegio donde llegó asustado y contó lo que le había pasado.

- Miércoles 2 de noviembre: antes de las 13. Un estudiante del Colegio Martín Rivadavia, de 11 años, que estaba sentado en la vereda de su casa de La Loma sufrió un intento de rapto por parte de un hombre de unos 30 años que lo zamarreó de un brazo. Ante la resistencia del chico, el hombre lo golpeó en la cabeza y con un anillo le provocó un corte en una de las manos.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico