Los países donde es más barato y más costoso producir petróleo

A partir del colapso de la cotización mundial del barril de crudo, la pregunta que prevalece en la industria es si en la actualidad es rentable extraer petróleo.

Con una cotización internacional que bordea los 30 dólares por barril, la factibilidad de producir petróleo en la actualidad depende de factores como el sitio donde se extrae el crudo, así como del medio que se utilice para hacerlo.
En ese sentido, analistas internacionales consideran que tal vez los países más golpeados entre los principales productores se encuentran aquellos que deben sacar el crudo de grandes profundidades submarinas, por los elevados costos que esa modalidad representa.
Así, países como Reino Unido, que lo obtiene de plataformas en el Mar del Norte, están en ese grupo. Brasil también está entre los países de altos costos, por sus yacimientos submarinos de Presal.
De acuerdo a un informe publicado en los últimos días por la BBC, según datos de la consultora noruega Rsytad, el costo de producción de algunos campos británicos en el Mar del Norte puede llegar a US$52 por barril. Le sigue de cerca con Brasil con un promedio de US$48 por barril.
Incluso países como Estados Unidos, que han obtenido importantes aumentos en su producción gracias al uso de nuevas tecnologías como el fracking (la extracción mediante fracturación hidráulica), también enfrentan dificultades serias para mantener el nivel de actividad a los actuales precios.

FRACKING

Alan Gelder, de la firma consultora Wood Mackenzie, cree que muchos operadores de fracking en Estados Unidos no pueden continuar produciendo a precios menores de US$30, según reporta Matthew West de la BBC.
Sin embargo, Paul Stevens, profesor emérito en la Universidad de Dundee, en Escocia, plantea que el precio del crudo podría caer a US$20 o US$25 y las empresas en algunos países podrían seguir operando.
Stevens estima que el costo de operación de los productores estadounidenses de esquisto es de cerca de US$40, pero seguirán con sus extracciones a pérdida hasta que caiga a US$25, informa West.
Se especula bastante sobre el impacto que puede tener la caída de los precios en la producción de Venezuela, el país con las mayores reservas del mundo. Muchas de ellas son crudos pesados, con requerimientos técnicos especiales para su explotación.
El estudio de Rystad sugería en noviembre pasado que el precio promedio de producción en Venezuela era de US$23,50, lo que le da todavía un margen de ganancia, incluso en las actuales circunstancias.
En cambio, el costo de producción de Colombia podía llegar a US$35,50 por barril, según el mismo estudio, lo que haría ineficiente seguir produciendo en algunos yacimientos colombianos.
Las autoridades colombianas, empezando por el gerente de la estatal Ecopetrol, Juan Carlos Echeverry, aseguran que mediante un recorte de costos han conseguido que siga siendo rentable.
"Podemos funcionar con petróleo entre US$20 y US$30", le dijo a principios de enero a medios colombianos.
La estatal mexicana Pemex también asegura poder rebajar sustancialmente los costos en la actual coyuntura.
En la última semana aseguró que sus costos estaban entre los más bajos del mundo y podían estar alrededor de US$10 por barril.
En cambio, las naciones de la península arábiga siguen teniendo una ventaja grande en cuanto a la producción de petróleo con métodos tradicionales y baratos.
Kuwait lo puede producir a US$8,50 el barril, mientras que Arabia Saudita lo hace a US$9,90, según datos de Rystad Energy.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico