Los patines que le robaron y que fueron recuperados

La noche del 24 de febrero de este año, rompieron el vidrio del auto de Verónica Muñoz y de allí se llevaron un bolso con los patines profesionales de su hija Camila Gallardo.
Las redes sociales inmediatamente se hicieron eco del pedido para que le devuelvan los patines. Su alto costo, sumado a que su compra se debía realizar en el exterior, puso en jaque su participación en varias competencias que tenía por delante.
Sin embargo, un señor llamado Víctor Cárcamo llamó a la profesora de Camila, Antonella Tiglio, para avisarle que había encontrado el bolso con los patines en un contenedor del barrio Roca, una semana después de ser robado.
A lo largo de esa semana, "Cami" lloraba todos los días por sus patines, porque tenían un gran valor sentimental para ella. Antes de que fueran encontrados los patines que habían sido robados, el gobierno municipal le regaló unos nuevos. El destino volvió a sonreírle a Camila, por partida doble.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico