Los petroleros no quieren que el aumento salarial esté atado a la productividad

Ayer había un principio de acuerdo pero hoy será la última oportunidad para hacer coincidir las posiciones de sindicatos y empresas. Latente está la medida de fuerza por 72 horas a partir del lunes.




Otra jornada de negociaciones petroleras que esta vez pasó con algunas líneas escritas para el acuerdo pero sin la firma de ninguno de los sindicatos ni empresas. Es que los sindicatos esperan llegar hoy a un acuerdo de aumento salarial y de estabilidad laboral, mientras corre el plazo antes de reactivar el plan de lucha desde el lunes por 72 horas.
Las críticas de los sindicatos de todo el país a la resolución del Ministerio de Trabajo -a cargo de Jorge Triaca- que ataba el incremento de sueldos a la productividad, discriminaba del pago de una suma no remunerativa a los trabajadores en stand by y no tenía una cláusula de estabilidad laboral.
"Estamos arribando a un acuerdo, pero el gobierno tiene que aceptar revisar las resoluciones", apuntó Jorge Avila, el referente sindical de los petroleros chubutenses. "Queremos que se corrijan los artículos que nos parecen mal, no queremos condicionar el aumento salarial a la productividad".
A Avila lo acompañan los petroleros santacruceños con Claudio Vidal y los jerárquicos con José Llugdar, junto a representantes de los cuyanos y fueguinos. Todo un bloque de gremios petroleros, alejados de Guillermo Pereyra en Neuquén, con el objetivo de cerrar un acuerdo sin la intervención de Trabajo con una resolución.
"Estamos mirando para agregar la mantención de los puestos laborales hasta fin de año", dijo "Loma" Avila ayer en declaraciones radiales. Un día antes, había dicho que el gobierno nacional amenazó con la intervención si no aceptaban la resolución ministerial (que imponía un 30% y una suma fija sólo para operarios en actividad).
"Todo eso es parte de la discusión de estos días, en especial que el aumento no esté ligado a la productividad y que también la suma fija la cobren los trabajadores que no están trabajando.
Si las empresas los mandan al campo lo cobran; si no los mandan no lo cobran. Eso no se entiende y no tiene que ser así", dijo.

RECHAZO A
LA INTERVENCION

Ayer, el diputado Carlos Gómez entregó un petitorio al vicegobernador Mariano Arcioni para que Provincia interceda ante una potencial intervención, que era la amenaza que denunciaban desde el sindicato. La nota tenía adjuntas las actas de plenarios y las polémicas resoluciones ministeriales.
"El Gobierno nacional amenaza con intervenir los sindicatos si no aceptan las resoluciones que van contra los trabajadores y que no garantizan inversión y empleo", indicó Gómez. Además, cuestionó que las resoluciones hayan sido difundidas el domingo, mientras tenía lugar la final de la Copa América Centenario, entre Argentina y Chile.
El intendente Carlos Linares manifestó su rechazo a cualquier intento de intervención. "Una cosa son las paritarias y otra muy diferente es la amenaza. Y esto no lo vamos a permitir porque se van a dar cuenta que en Comodoro los sindicatos están todos unidos a favor de los puestos laborales", aseguró el jefe comunal.
"Comodoro ya demostró que quiere trabajar y que frente a los conflictos siempre busca resolverlos con diálogo. Sabemos que las paritarias vienen difíciles y esperamos una respuesta definitiva para hoy. Lo que sí está claro es que desde el municipio no vamos a permitir que nos amenacen a ningún sindicato con ningún tipo de intervención".

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico