Los petroleros reclaman a las empresas que cumplan con el acuerdo de paz social

"Nos deja un manto de sospecha que empresas vinculadas al anterior secretario general promuevan despidos", denunció Jorge Avila. La próxima reunión mensual de monitoreo de la crisis será el lunes en Casa Rosada.

Los gremios y empresas del sector petrolero estarán en Casa Rosada el lunes, en lo que será la postergada reunión de monitoreo de la crisis. Allí, el planteo del Sindicato de Petroleros Privados Chubut, que conduce Jorge Ávila es que reiterará que Nación incumple su parte del compromiso, no conformes con la resolución 21 de 2016 que establece 7,50 dólares de subsidio por barril de exportación Escalante de un total de 10 dólares, cuyo resto aportará Chubut.
Ayer había un encuentro, luego de darse un cuarto intermedio el martes, pero debieron suspenderlo por la toma del edificio del Ministerio de Trabajo. ATE salió fuerte así a reclamar contra 300 despidos en esa dependencia del gobierno de Mauricio Macri.
Mientras, los petroleros se ponen firmes en relación al acuerdo firmado por sindicatos, empresas, Provincia y Nación. "Acá ha habido un acuerdo y hay que cumplirlo. Hasta el 31 de julio vamos a estar todos", dijo Avila.
El lunes estarán los ministros Jorge Triaca, de Trabajo y Rogelio Frigerio, de Interior, este último uno de los hombres de Macri que destacaron los petroleros y el gobernador Mario Das Neves como mediador.
En consideración del gremio, Juan José Aranguren, ministro de Energía y ex CEO de Shell, representa todo lo contrario. "Aranguren es un CEO que viene por nosotros. No le interesa los trabajadores, ni siquiera creo que le interesa el país", apuntó Avila en declaraciones que realizó ayer.
Mientras tanto, en la provincia aparecen focos de conflicto por la notoria baja de la actividad en los yacimientos. El impacto de la caída del precio del crudo afecta a empresas como Lufkin que no suministra la misma cantidad de AIB que en mejores épocas y en las contratistas más chicas aparecen los reclamos por sueldos o contra despidos.
El tema pendiente es la paritaria, con el pedido de apertura realizado, y teniendo en cuenta que hoy vence el acuerdo del año pasado.

ALERTA EN las
TRANSPORTISTAS
Los empleados de transportistas que tienen contratos con DLS hicieron ayer una protesta frente a la sede de la compañía. Estos trabajadores, relacionados a quienes tienen camionetas y camiones para transporte de personal hasta el campo, fueron notificados de despidos y les reclamaron a DLS y Pan American Energy por su situación.
El Sindicato de Petroleros Privados intervino dado que sus referentes están en Buenos Aires y hay conciliación obligatoria. Los choferes culparon de los 30 despidos a los empresarios contratistas y a DLS, que tiene la relación contractual con sus empleadores.
Avila fue el responsable de las negociaciones por este conflicto y denunció que algunas de esas empresas están relacionadas con Mario Mansilka. "Nos deja un manto de sospecha que empresas vinculadas al anterior secretario general (del gremio) promuevan despidos. Los principales accionistas son él y la familia", apuntó.
"No tienen que usar a la gente para ganar unas elecciones", reclamó apuntando directamente a Mansilla.
Los vehículos que van al campo transportan personal hasta las bases, además hay otros que llevan hasta allí químicos e insumos para la normal tarea en yacimiento. El principal cliente de DLS en el lado chubutense de la cuenca es PAE, la operadora del área Cerro Dragón.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico