Los precios del petróleo esperan la marcha del acuerdo de OPEP y la política fiscal de Trump

Goldman Sachs considera que el WTI pase al Brent en 10 dólares si prosperan medidas de proteccionismo a productores estadounidenses. El cartel de exportadores avanza con su recorte de 32,5 millones de barriles diarios.

El año 2017 podría llegar con un aumento de los precios del petróleo. Por un lado, la Organización de Países Exportadores de Petróleo y once productores no pertenecientes a ese cartel pusieron en marcha el recorte de producción a los fines de estabilizar el precio del crudo a nivel mundial. Ahora, el nuevo presidente de Estados Unidos, Donald Trump, propone una reforma fiscal para proteger a los productores de petróleo de su país y Goldman Sachs considera que eso también hará repuntar el precio del crudo.
"Esperamos que el WTI suba tanto que su precio aumente en 10 dólares respecto al Brent, una subida relativa de 13 dólares y del 25%", explican desde Goldman Sachs, citados por RT. En la actualidad, el precio del Brent es de 55 dólares por barril mientras que el WTI ronda los 53 dólares. De producirse el incremento previsto por el grupo de banca de inversión, el precio del petróleo estadounidense será un 25% más alto que de referencia mundial.
Pero la ley de oferta y demanda provocaría en estas medidas un giro literal de 360 grados: Goldman Sachs considera que estas cifras estimularán la producción de petróleo en Estados Unidos, lo que llevará al exceso de su oferta en 2018 y, en última instancia, provocará una caída de precios.
"Los precios de petróleo dependerán de lo rápido que reacciona la producción estadounidense a los precios más altos frente a lo rápido que el resto del mundo reaccione para hacer hueco al aumento de producción estadounidense", señala el grupo de analistas. En lo referente al precio de Brent, este caerá hasta los 50 dólares por barril en 2019 y hasta los 40 dólares en 2020, concluyen.
La propuesta de reforma fiscal del Partido Republicano ante el Congreso estadounidense es la introducción del llamado impuesto de ajuste fronterizo, que gravará las importaciones y eximirá de pagar el impuesto de sociedades a las firmas exportadoras estadounidenses. Durante su campaña electoral el ahora presidente Donald Trump propuso una reducción del impuesto de sociedades hasta el 15%. Sin embargo, su programa fiscal todavía no se ha hecho público.
Mientras tanto, el ministro de Energía de Arabia Saudita, Jaled al Faleh, espera que en febrero todos los países cumplan los acuerdos de reducción petrolera sellados entre noviembre y diciembre del año pasado. "Todavía espero que en febrero alcancemos un cumplimiento de estos acuerdos al 100%", dijo antes de la reunión del comité que monitorea el acuerdo, la semana pasada.
El ministro también informó que existen evidencias de que todos los países participantes del acuerdo redujeron la extracción por 1,5 millones de barriles. Arabia Saudita, el principal país productor que integra la OPEP, planea mantener su producción a nivel de poco menos de 10 millones de barriles diarios.
En la reunión del pasado 30 de noviembre, los miembros de la Organización de los Países Exportadores de Petróleo (OPEP) acordaron limitar la extracción de petróleo hasta 32,5 millones de barriles diarios.
El 10 de diciembre los productores fuera del bloque, entre ellos Rusia, Azerbaiyán, Bahréin, Brunéi, Kazajistán, Malasia, México, Omán, Guinea Ecuatorial, Sudán y Sudán del Sur, se sumaron a esta iniciativa en una reunión en Viena.
Los países que no forman parte de la OPEP acordaron una reducción de 558.000 barriles diarios. En tanto, Rusia aceptó recortar su producción petrolera en 300.000 barriles diarios

Fuente:


Las Más Leídas del Patagónico