Los precios de los productos agrícolas se multiplicaron por 5,2 en noviembre

El productor recibió el 24,3% del precio que pagó el consumidor. Así se desprende del estudio mensual que desarrolla la Confederación Argentina de la Mediana Empresa.

Desde los productores hasta los consumidores, los precios de la canasta agrícola se multiplicaron por 5,21 veces promedio en noviembre, lo que significó una caída mensual de 13,2% en la brecha de valores. La mejora se debió a la reducción de las diferencias en el Zapallito, la Naranja, la Pera y el Limón, que son los vegetales que mayor distorsión suelen presentar y este mes vieron mejorar sustancialmente la retribución que recibe el agricultor.
Los datos se desprenden del Índice de Precios en Origen y Destino (IPOD) que elabora el Área de Economías Regionales de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME) para una canasta de 20 alimentos agrícolas que se consumen en fresco en la mesa familiar, relevados durante la segunda quincena de noviembre. Para elaborar el indicador se tomaron más de 100 importes en todo el país para cada producto.
La participación del empresario de campo en el valor de góndola subió 3% en el mes: para el promedio de los alimentos agrícolas y ganaderos relevados en noviembre, el productor recibió el 24,3% del precio que pagó el consumidor (vs 23,6% en octubre).
Los productos agrícolas con mayor desigualdad de importes en el mes fueron: la Pera, con una brecha de 10,23 veces, seguido por el Repollo con una diferencia de 9,57 veces, la Manzana 8,85 veces, la Mandarina (8,8 veces) y la Naranja (7,14 veces). En tanto los alimentos donde menos se multiplicaron los precios desde que salieron del campo y hasta que llegaron al cliente, fueron: la Papa con una disparidad de 2,19 veces, el Ajo (2,51), la Zanahoria (2,91) y la Acelga con 3,50 veces.
Mientras, el IPOD Animal (que incluye al Huevo, la Carne de Pollo, la Carne de Novillito, la Leche y la Carne de Cerdo) tuvo un comportamiento diferente en noviembre, al subir 7% desde 3,85 en octubre a 4,12. El aumento fue impulsado por un incremento en la brecha de la Carne de Cerdo.
De todos modos, el IPOD General, que combina al Animal y el Vegetal al extender la canasta a 25 productos, arrojó una desigualdad de 4,99 veces para noviembre, una caída de 10,4% ya que las bajas en los rubros frutihortícolas pesaron más que las incrementos de los productos animales.

MERCADOS DE ABASTO
Un dato relevante a observar, es lo que sucede con los precios de las frutas y verduras hasta que llegan a los mercados de abasto. En promedio, los valores se multiplican por 1,64 veces hasta que llegaron a las más de 20 plazas concentradoras que hay en el país y por 5,12 veces hasta llegar a la góndola. El incremento de importes desde el productor a estas ferias de suministro se redujo considerablemente en noviembre (en octubre del campo a esos mercados, el aumento de importes fue 3 veces).
Lo que muestra esa etapa intermedia, es que buena parte de la distorsión de valores ocurre en la intermediación y comercialización desde que salen de polos concentradores.
El IPOD es un indicador elaborado por CAME para medir las distorsiones que suelen multiplicar por varias veces el precio de origen de muchos productos agropecuarios en el recorrido desde que salen del campo y hasta que llegan al consumidor. Esos contrastes son muy dispares según producto, región y tipo de comercio.
En general, las diferencias están determinadas por comportamientos especulativos de diversos actores del mercado, más allá de factores comunes como los costos de producción, la estacionalidad, almacenamiento o transporte. Los sobreprecios indebidos son difíciles de precisar ya que se trata de una cadena compleja y poco transparente.
La evidencia apunta a los altos costos de fletes y logística, la elevada carga fiscal, abusos de muchos intermediarios y hasta especulaciones y oligopolios en la oferta en el eslabón comercial que generan abultados márgenes. La búsqueda de una mayor armonía en la serie requiere de análisis más profundos, tanto cuantitativos como cualitativos.

Fuente:

Notas Relacionadas


Las Más Leídas del Patagónico