Los presos políticos, el momento tenso durante la conferencia

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, se reunió ayer con su par cubano, Raúl Castro, en el marco de su visita histórica a la isla. Tras la reunión, ambos mandatarios dieron una conferencia de prensa conjunta.

Todo iba bien hasta que un corresponsal extranjero decidió preguntar a Castro por la situación de los presos políticos en la isla. Tras un largo desentendimiento por las traducciones y el sistema de audio, el presidente cubano respondió con total ironía: "Dame una lista de los nombres de los presos políticos y cuando llegue la noche van estar sueltos".
Todo sucedió ante la atónita mirada de Obama, quien momentos antes había ratificado la intención de Estados Unidos de no hacer la vista gorda ante las violaciones a los Derechos Humanos en la isla.
Finalmente, Castro se relajó y expresó: "Hemos dado los primeros pasos, bastantes para ser los primeros. Lograremos convivir pacíficamente en beneficio de ambos países".
Y cerró: "Muchas preguntas para mí. Yo creo que las preguntas hay que hacérselas al presidente Obama".
Sobre el final de la conferencia, otra periodista extranjera insistió sobre el tema y Castro respondió bastante molesto que los Derechos Humanos son 61: "Ningún país cumple con todos. Cuba cumple con 47. Habrá países que cumplen con algunos y otros cumplen con otros. No se puede politizar el tema de los Derechos Humanos. Eso no es correcto".
En ese sentido, Castro se refirió al sistema sanitario cubano y al educativo para demostrar que en la isla se cumplen algunos de los derechos más básicos.
"No es correcto preguntarme por presos políticos. Díganme el nombre del preso y ya", concluyó el mandatario.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico