Los primeros diez módulos habitacionales se instalarán en los barrios Laprida y 9 de Julio

A través de un relevamiento, la Secretaría de Desarrollo Humano dispuso que los primeros diez módulos habitacionales para quienes sufrieron la destrucción de sus viviendas durante el temporal se ubiquen en los barrios Laprida y 9 de Julio. Las familias ya fueron seleccionadas. Las personas que queden afuera de la selección de los 50 módulos que en total enviará Nación, serán asistidas con una ayuda económica o con materiales de construcción.

El secretario municipal de Desarrollo Humano y Familia, Marcelo Rey, confirmó ayer que el Gobierno nacional envió los primeros diez módulos habitacionales para ser utilizados por familias de Comodoro Rivadavia evacuadas durante el temporal.
El funcionario sostuvo que se esperaba que los módulos llegaran la semana pasada pero por problemas de logística se aguardaba su arribo entre las últimas horas de ayer y la jornada de hoy.
Asimismo, Rey detalló que 20 de los 50 módulos serán ubicados detrás de la Escuela 732 de Laprida dado que ese barrio fue una de las zonas más afectadas por el temporal. Allí una gran cantidad de familias no pueden regresar a sus hogares.
El secretario de Desarrollo Humano también destacó que otra parte de los módulos serán ubicados en el barrio 9 de Julio, en cercanías del predio de APARI, mientras que desde la Secretaría de Obras Públicas continuará evaluando espacios para ubicar los restantes módulos. Estos contarán con la instalación de agua potable, luz y cloacas y tendrán una capacidad para cinco personas.
Con respecto a la selección de las familias, Rey aseguró que los damnificados que accederán a esos módulos fueron escogidos luego que ocho equipos de la cartera municipal efectuaran un relevamiento en todos los barrios de Comodoro Rivadavia para analizar la situación de cada familia.
“Durante el temporal se visitó cada uno de los centros de evacuados y se tomó constancia de cada uno de los casos. Así comenzamos el relevamiento y pudimos tener un panorama más claro sobre la condiciones de las personas afectadas por el temporal”, manifestó el funcionario.
“Una vez que bajó el barro y se pudo comenzar a caminar por los barrios, los equipos de (la Secretaría de) Desarrollo Humano se dividieron las tareas por barrios y todos los días visitaban caso por caso para que tener más datos y decidir a quién le íbamos a dar los módulos”, agregó.
Además, Rey manifestó: “en el caso de las personas que no podrán ser reubicadas, se verá la forma en el que el municipio pueda ayudar a todos los damnificados por el temporal. Algunos se les brindarán una ayuda económica o con materiales. Se está evaluando cada uno de los casos”.

NUEVOS CASOS
El funcionario también sostuvo que en el último tiempo tomaron referencia de una gran cantidad de personas que realizaron el certificado de catástrofe y no se dirigieron a un centro de evacuados.
“Hemos tenido muchos casos de familias enteras que se autoevacuaron en la casa de algún familiar o vecino que tenía una vivienda de dos pisos y que no conocíamos su situación. Por eso se está trabajando con esta gente para ver su situación y determinar la forma de ayuda más favorable para ellos”, destacó.
Asimismo, el secretario de Desarrollo Humano subrayó que todos los organismos municipales trabajan en conjunto para tratar que todos los damnificados puedan regresar a tener una vivienda propia lo más rápido posible.
“Estamos trabajando con la Secretaría de Tierras para ver de qué manera podemos otorgar nuevos terrenos y reubicar a las personas que han perdido no solo su vivienda sino también su terreno porque no hay que olvidarse que en barrio como Laprida, el agua partió al medio la tierra y es imposible volver a construir en esas condiciones”, dimensionó.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico