Los primos que balearon al cuñado de uno de ellos quedaron en libertad condicional

Gastón del Carril fue condenado a la pena de dos años y seis meses de prisión de cumplimiento efectivo por lesiones graves agravadas por el uso de arma de fuego en grado de tentativa. Mientras, Javier del Carril recibió dos años y tres meses de prisión de cumplimiento efectivo como partícipe necesario de ese delito. Sin embargo, como ambos ya habían cumplido prisión preventiva por la causa, accedieron a la libertad condicional.

Pasado el mediodía ayer el tribunal que llevó adelante el juicio por el ataque armado que Brian Díaz sufrió el 21 de noviembre del año pasado, dio a conocer la parte resolutiva del fallo, luego que los primos Gastón y Javier del Carril habían sido declarados responsables por "lesiones graves agravadas por el uso de arma de fuego en grado de tentativa", en calidad de autor para el primero y de partícipe necesario para el segundo.
Así, por unanimidad, el tribunal condenó a Gastón del Carril a la pena de dos años y seis meses de prisión de cumplimiento efectivo y a Javier del Carril a dos años y tres meses de prisión de efectivo cumplimiento.
Al haber cumplido ya 9 meses de prisión preventiva, ambos están en condiciones de acceder a la libertad condicional, por lo cual el tribunal rechazó el pedido de prisión preventiva solicitado por la fiscal y decretó la libertad de ambos primos. Cuando la pena no supera los tres años de prisión a los 8 meses, con informes positivos, se encuentran en condiciones de acceder a la libertad condicional.
Presidió el tribunal de debate el juez Miguel Caviglia, e integraron el mismo sus pares Gladys Olavarría y Daniela Arcuri. Por el Ministerio Público Fiscal asistió Cecilia Codina, fiscal general. La defensa de Gastón del Carril fue ejercida por Guillermo Iglesias y la de Javier del Carril la ejerció Mauro Fonteñez, ambos abogados particulares.
La fiscal solicitó en la audiencia de cesura, a partir del delito por el cual fueron declarados responsables, la pena de 3 años y ocho meses de prisión para Gastón del Carril y de 3 años y tres meses para Javier del Carril. Mientras, el defensor del primero requirió la pena de 1 año y seis meses, en tanto que el restante defensor un año y tres meses para su pupilo.
Los jueces consideraron las pautas mensurativas de la pena como circunstancias agravantes para Gastón del Carril la naturaleza del hecho y el estado de indefensión en el que se encontraba la víctima. Díaz fue sorprendido dentro de su automóvil en la calle y quedó encerrado sin posibilidad de escapar. También consideraron el peligro que ocasionó para terceros y la nocturnidad. Como atenuantes que no posee antecedentes penales ni causas en trámite.
Respecto de Javier del Carril consideraron como agravante la naturaleza de la acción y que facilitó el traslado del autor para ir a buscar a la víctima, es decir colaboró en el ejercicio de la acción con su consorte de causa. Como atenuantes la falta de antecedentes penales, que es padre de familia, trabaja y es sostén de hogar.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico