Los problemas de las pymes regionales para financiar la compra de combustibles

Los responsables de las diferentes banderas coincidieron en que los convenios con las pymes petroleras fue decayendo en el último tiempo.

La crisis económica que atraviesa a la industria petrolera de la Cuenca del Golfo San Jorge también repercute en los surtidores. Los responsables de las diferentes banderas coincidieron en que los convenios con las pymes petroleras fue decayendo en el último tiempo a tal punto que se les hace imposible cargar combustible para realizar sus tareas laborales.
Según el presidente de la Cámara de Expendedores de Combustibles de Comodoro Rivadavia, Osvaldo Lewis, en los últimos seis meses se incrementó en un 500% los cheques rechazados en los surtidores de los subcontratistas o contratistas que trabajan en los yacimientos petroleros.
"Hay dos bajas muy importantes en este último tiempo. Una es la baja en el consumo y otra es la capacidad de pago de las empresas. La información bancaria que nos brindan las entidades nos marca que se ha quintuplicado la cantidad de cheques, lo que genera un indicador muy importante de que se ha erosionado el poder adquisitivo", afirmó Lewis.
Esta alerta se refleja más en los surtidores ubicados en barrio Industrial. Los playeros de estas estaciones de servicios manifestaron a El Patagónico que las camionetas y camiones que utilizan las compañías petroleras ya no cargan combustible con tanta frecuencia que el año pasado.
"Nosotros pensábamos que en diciembre el movimiento se había estancado por el tema de las elecciones pero luego fueron pasando los meses y esto fue empeorando cada vez más", sostuvieron.
Los trabajadores plantean un escenario que, según ellos, es muy difícil que se repita. "Nosotros nos habíamos acostumbrado a tener largas colas de camionetas durante la tarde porque muchos cargaban para llevar el tanque lleno a su casa y luego no tener que pasar a la mañana y seguir derecho a la empresas. Eso no pasa más. Es más hace rato que no tenemos largas colas porque la gente común no llena el tanque", subrayó un playero.
Otra de las situaciones que se repite es la caída de convenios con las empresas. El encargado de Esso, Rodolfo Mendoza, manifestó que el problema radica porque la actividad decayó y no hay soluciones que se puedan observar a corto plazo.
Los empleados destacaron que muchas veces se generan problemas con los encargados o trabajadores petroleros porque "creen es una obligación que les carguemos nafta o gasoil aunque su empresa tenga todos sus números en rojo".
Los reclamos se incrementaron como también las discusiones en las estaciones de servicio.
"Nosotros estamos haciendo nuestro trabajo. Antes cargabas y te ibas. Ahora nos fijamos en el sistema (de cuenta corriente de esa pyme) y si nos da vía libre te cargamos, sino no. Yo no puedo comprometerme con nadie porque si yo me quedo sin trabajo no va a venir a decirme quedate tranquilo que ya se vamos hacer entrar a una empresa porque nos ayudaste cuando no tenía combustible", señalaron trabajadores del sector.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico