Los Pumas tuvieron un año de alto impacto

El cuarto lugar resultó más valioso y significativo que la medalla de bronce lograda en el Mundial de Francia 2007.

El seleccionado argentino de rugby, Los Pumas, alcanzó su punto más alto en esta temporada histórica al finalizar en el cuarto puesto en el Mundial de Inglaterra 2015, y al mismo tiempo derrotar por primera vez al seleccionado de Sudáfrica por 37-25 en el cierre del torneo Rugby Championship.
En el balance general, terminada la octava edición de la Copa del Mundo, pese a no lograr el bronce por la derrota ante los Springboks, el cuarto lugar resultó más valioso y significativo que la medalla de bronce lograda en el Mundial de Francia 2007.
Los Pumas lograron el cuarto puesto del certamen y fueron uno de los principales protagonista del Mundial de Inglaterra con jugadores de una exigua experiencia internacional y con una ambición de gloria que mereció el reconocimiento del rugby mundial.
El seleccionado argentino, que tuvo en su plantel al pilar comodorense Ramiro Herrera, finalizó en el Mundial detrás de los All Blacks (campeones) como el equipo con más puntos obtenidos en sus siete presentaciones. Marcaron 250 tantos, repartidos en 27 tries, 20 penales, 3 drops y 21 conversiones.
Además, el wing rosarino Juan Imhoff , se consagró en el "tryman" argentino con siete tries en los Mundiales, al apoyar cinco en Inglaterra y dos anteriores en el de Nueva Zelanda, mientras que el medio apertura Nicolás Sánchez fue el máximo goleador con 97 tantos.
La propuesta llevada a cabo por el técnico de Los Pumas, Daniel Hourcade, desde 2013 le imprimió una nueva identidad al rugby argentino plasmado en un juego ofensivo, con solidez, sin descuidar sus bases principales como son el scrum y el line.
El entrenador tucumano tuvo el mérito de ensamblar a los rugbiers de mayor experiencia internacional con la base de jugadores que dirigió bajo el nombre de Los Pampas XV.
La unión del grupo y la convicción de juego que le impuso el staff técnico tuvo su pico máximo en Inglaterra, después de un comienzo sin buenos resultados.
El futuro del rugby argentino es auspicioso y prometedor ya que la competencia internacional frente a los seleccionados y clubes del hemisferio Sur le darán una mayor continuidad de juego para de esa manera llegar al Mundial de Japón 2019 con un alto nivel.
La temporada próxima, Los Pumas disputarán por quinta vez el torneo Rugby Championship frente a los seleccionados de Nueva Zelanda, Australia y Sudáfrica.
Asimismo, el rugby argentino afrontará un nuevo reto al ingresar como nueva franquicia en el torneo Super Rugby junto con los principales equipos de Nueva Zelanda, Australia y Sudáfrica, a disputarse entre febrero y junio próximo.
Ante este nuevo desafío del rugby argentino de participar por primera vez en un certamen de tamaña importancia, junto a los mejores equipos del hemisferio Sur, la UAR contrató el pasado 31 de julio al CEO de la Sanzar, el neozelandés Greg Peters.
Peters, designado como el nuevo manager general, encargado de todos los temas relacionados con el Super Rugby y del rugby profesional argentino, dispondrá de una total independencia para tomar las decisiones.
La franquicia argentina llevará el nombre del seleccionado Los Jaguares y su plantel de 30 jugadores contratados por la UAR tendrá a Agustín Creevy, Juan Martín Hernández y Juan Manuel Leguizamón como figuras principales.
"Tener la posibilidad de participar y enfrentar a los mejores equipos del mundo en el torneo Super Rugby es como jugar en la NBA y que nos servirá para cada vez dando pasos más firmes", señaló Creevy, capitán de Los Pumas.
El futuro del rugby argentino cuenta con bases sólidas tanto en su nivel de juego, con un cuerpo técnico que continuará como mínimo dos temporadas más, y con la nueva camada de jugadores que proviene del seleccionados Los Pampas XV, ya listos para realizar la primeras armas en un torneo de tamaña envergadura.
En el plano internacional, dos noticias que conmocionaron el ambiente fueron el retiro del legendario neozelandés Richie McCaw, después de 14 temporadas como integrante de los All Blacks y la muerte de su compatriota Jonah Lomu (40 años), histórico wing de los 'Hombres de Negro', víctima de una enfermedad renal.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico