Los que le cortaron el cuello a un joven para robarle el teléfono ya están en libertad

Junior Perea y Agustín Soto, los dos jóvenes detenidos el domingo a las 5 en Sarmiento y España por el violento robo a un joven al que le apoyaron un cuchillo en el cuello para sustraerle el teléfono celular y provocarle cortes, quedaron en libertad luego que la Fiscalía solicitara presentaciones semanales debido a que no tienen antecedentes y la pena que se espera sería de cumplimiento condicional.

Ayer en la Oficina Judicial el juez Miguel Caviglia formalizó la investigación contra Junior Martín Perea (18) y Ariel Gustavo Soto (20), decretando legal la detención de ambos ya que fue realizada en flagrancia y haciendo lugar al pedido del Ministerio Público Fiscal de otorgar una medida sustitutiva a la prisión preventiva, como presentaciones semanales ante la comisaría más cercana.
La Fiscalía estuvo representada por Patricia Rivas, en tanto que la defensa de ambos imputados fue ejercida por Claudia Torrecillas, abogada de la Defensa Pública.
Rivas hizo un relato del hecho a investigar calificándolo provisoriamente como "robo agravado por el uso de arma blanca en grado de tentativa" en calidad de coautores para Perea y Soto.
La funcionaria mencionó que el domingo, aproximadamente a las 5 la víctima, un menor de edad, caminaba por Sarmiento y España cuando fue abordado por Junior Perea y Agustín Soto, quienes lo intimidaron, exigiéndole que les entregara sus pertenencias. Perea le apoyó un arma blanca en el cuello provocándole un corte y le sustrajeron el celular, para finalmente huir.
Alertados por un testigo, personal de la Seccional Primera tomó conocimiento del ilícito y de la descripción de los sujetos que inmediatamente fueron detenidos en las cercanías del lugar. Según la Fiscalía, al ser examinado Perea llevaba consigo un celular y en su vestimenta tenía presuntas manchas hemáticas.
En igual sentido, la funcionaria de Fiscalía solicitó el plazo de seis meses para concluir con la investigación y para que sea declarada legal la detención de ambos ya que la misma fue realizada en flagrancia. Los dos sospechosos fueron sindicados por la víctima y sus vestimentas coinciden con las descriptas.
Por último, solicitó para los sospechosos presentaciones semanales ante las dependencias policiales más próximas a sus domicilios, ya que no tienen antecedentes y la pena que se espera será con probabilidad de cumplimiento condicional.
Por su parte, la defensora no objetó ni la plataforma fáctica, ni la calificación legal provisoria. Tampoco se opuso al pedido de medidas sustitutivas a la prisión preventiva, solicitando la libertad de ambos.
Finalmente el juez penal resolvió formalizar la apertura de investigación preparatoria, dando por anoticiados a Perea y Soto del hecho que investiga en su contra la fiscalía y por asegurada su defensa técnica.

Fuente:

Notas Relacionadas


Las Más Leídas del Patagónico