"Los trabajadores deben recibir respuestas y no balas"

Trabajadores cesanteados por el intendente Julio Garro, organizaciones políticas y sindicales marcharon hasta el edificio municipal para reclamar una reunión con el jefe comunal y la marcha atrás de los 4.500 despidos.

El titular de la CTA, Hugo Yasky, fue uno de los dirigentes que exigió respuestas para los trabajadores y aseguró que la represión del viernes es el signo de "un gobierno represor". En tanto, la concejal del FpV, Florencia Saintout, informó que su bloque pidió que se anulen las cesantías y se convoque a una comisión para analizar la situación de los empleados.
La marcha se concretó ayer y se desarrolló de manera pacífica y sin incidentes, tras lo cual los manifestantes entregaron un petitorio solicitando una audiencia con el intendente Julio Garro, a pesar de que el edificio municipal amenació vallado y con un cordón policial.
El viernes último, varios trabajadores municipales, a quienes no se les renovó el contrato laboral que finalizó el 31 de diciembre último, resultaron heridos con balas de goma cuando reclamaban por su reincorporación.
Frente al edificio comunal, Yasky consideró "un deber salir a la calle a expresar el repudio a la represión que hubo la semana pasada, porque hay que pagar los despidos y porque creemos que los trabajadores tienen que recibir respuestas y no balas de goma y palazos cada vez que salgan a la calle".
El titular de la CTA, en diálogo con Radio Estación Sur, resaltó que durante los gobiernos kirchneristas "no hubo represión" como la ocurrida contra trabajadores municipales y destacó: "Hubo paritarias libres, hubo posibilidad de que el movimiento sindical no solamente creciera en número sino también en militancia y eso no se podría haber hecho con un gobierno represor como el que ahora tenemos".
Por su parte, la concejal del FpV en La Plata y decana de la Facultad de Periodismo de la Universidad Nacional de La Plata expresó: "No vamos a admitir que en La Plata, una ciudad con una larga lucha democrática y por los derechos humanos, cuando se proteste terminen compañeras con 6 o 10 balas en la espalda".

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico