Los trabajadores de Guilford continúan esperando la reunión en Buenos Aires

Los 284 trabajadores de Guilford, que siguen sin cobrar el dinero de las quincenas ya trabajadas, están en una situación desesperante, tanto que la mayoría no tiene cómo hacer frente a la alimentación diaria, dado que los subsidios aportados tanto por la Municipalidad como por Provincia ya se consumieron. En la planta de Kilómetro 8, los obreros realizaron ayer a la tarde una asamblea en la que además de hablar de las penurias diarias, decidieron acciones legales para protegerse por la retención de servicios que llevan adelante desde hace quince días. No hay novedades sobre la reunión entre los ministros de Producción de Chubut, Hernán Alonso, y el de Nación, Francisco Cabrera, para gestionar auxilio financiero para la empresa.

"Vamos a seguir resistiendo y reclamando respuestas, pero los días pasan y ya la situación es preocupante. Muchas familias ya no tienen para comer, y seguimos esperando que se defina la fecha de una reunión en Buenos Aires, de la que aún nada sabemos", dijo ayer a la tarde el delegado normalizador de la Asociación Obrera Textil en Comodoro, Cipriano Ojeda.
Ojeda relató la penuria diaria que afrontan 284 trabajadores con sus familias, que hace quince días iniciaron una retención de servicios en reclamo de los sueldos adeudados y que, pese a las gestiones, movilizaciones, audiencias y reuniones, siguen viviendo en una incertidumbre total.
"Nosotros queremos cobrar lo que nos corresponde y que se asegure la continuidad de la actividad y de la fábrica. Lamentablemente, pese al apoyo recibido tanto por Provincia como por el intendente Carlos Linares, aún nada sabemos de la reunión entre los ministros de la Producción", acotó el sindicalista. Solo señaló que la misma "según nos dicen, se va a producir la semana próxima" y que en la misma también estará el ministro de Trabajo de la Nación, Jorge Triaca.
La reunión entre los ministros de Producción, que iba a ser gestionada por el Gobierno provincial, aparece como trascendente ya que en la misma, esperan desde todas las partes, incluso el propietario de la empresa Nicolás Goransky, que Guilford reciba una especie de salvataje del Gobierno nacional para poder reactivar la producción.

RECLAMO A LOS LEGISLADORES
El intendente Carlos Linares volvió a referirse ayer la situación de Guilford y tal como adelantó en la reunión que se realizó el miércoles en la Secretaría de Trabajo, Rawson, pidió a los legisladores nacionales que representan a Chubut "que intervengan y se involucren de lleno porque hay 278 familias en riesgo de perder su trabajo", recordó.
"No es solo pérdida de trabajo, ayer (por el jueves) atendí a una señora que está en tratamiento médico y si pierde el trabajo pierde obra social y además tiene un crédito pedido. O sea que esto es mucho más importante por todo lo que va pegado al trabajo", afirmó.
Respecto al crédito que ha solicitado la empresa para continuar con sus actividades productivas, Linares explicó que el tema hoy excede esa solicitud.
"Es más que un crédito, es una política nacional de ver qué se harán con las empresas nacionales, leí en El Economista que hay una textil que cerró su planta en Chaco con 1.700 trabajadores y están suspendidos los trabajadores de La Rioja y Tucumán. O sea que hay un problema nacional y acá es donde el Gobierno (nacional) tiene que intervenir y no mirar para el costado como hasta ahora", reprochó.
Asimismo, sostuvo que en este caso a la empresa le ha ido mal por diferentes razones que exceden el accionar empresario. "Cuando uno a una empresa le va mal por mérito propio hay que castigarle, pero en este caso es porque el Gobierno abre las importaciones, hay recesión de consumo del 40%, entonces ¿cómo se hace para sobrellevar esta situación? Si solo fuera Guilford pero no, todas las empresas (textiles) pasan por un problema similar", señaló.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico