Los trabajadores de SP dicen que ya se les terminó la paciencia

Ahora hasta les dijeron que el trámite no sale porque falta la firma de un dueño de SP que está de vacaciones.

Una casa rodante hace de bunker para los trabajadores que mantienen el acampe frente a la base de SP en el barrio Industrial, rotando entre los 24 compañeros de la empresa, que está en quiebra y les había prometido una indemnización si firmaban la desvinculación. Entre las opciones, está cortar la ruta.
Los petroleros en protesta están ahí hace casi tres semanas, con apoyo del Sindicato de Petroleros Privados de Santa Cruz y de los Petroleros Jerárquicos. Además, cuentan con el asesoramiento de la Secretaría de Trabajo de Chubut, donde están los trámites de desvinculación, y un abogado particular.
Pero nada de esto ha agilizado los trámites. Hasta les dijeron que un representante de SP está de vacaciones y que su firma sería clave para destrabar los pagos. Las miradas también están puestas en YPF, principal cliente de esta contratista, que debería girar dinero de los servicios pedidos directamente a la Secretaría de Trabajo.
"Esto parece que no termina más. Hay una desidia total por parte de la operadora y de la empresa. Seguimos con el mismo problema, a pesar de que tenemos apoyo de gremios muy fuertes y de que estamos hablando con la Secretaría de Trabajo", dijo Jaime Salvatierra, vocero del grupo de 24 trabajadores de SP.
La medida que adoptó la Secretaría de Trabajo fue la retención de la facturación, a los fines de que cada vez que se les pague un servicio a SP el dinero llegue a la delegación de Comodoro de ese organismo provincial. Así, hasta saldar la deuda con cada trabajador que firmó el acuerdo de desvinculación.
Sin embargo, el dinero no aparece. Entre a quienes sí les habían pagado gracias a esta modalidad -un grupo de quince trabajadores que protestaron en diciembre- aparecieron algunos casos como el de una chica, separada de un ex trabajador, que no están cobrando las cuotas alimentarias que debía haber girado la empresa.
"El lunes se termina la paciencia. Hasta acá agotamos todos los medios, llegamos a un punto donde no hay más nada que hacer", sostuvo Salvatierra. "Acá se van a tomar medidas para que estas empresas entiendan que esto no puede seguir de esta manera", agregó.
Los trabajadores reclaman la indemnización porque firmaron un acuerdo de desvinculación, similar al retiro voluntario, pero SP nunca cumplió el pago y luego presentó el concurso de acreedores.

Fuente:

Notas Relacionadas


Las Más Leídas del Patagónico