Los usuarios del transporte público exigieron mejoras en el servicio

En la mañana se realizó la Audiencia Pública por el valor de la tarifa de transporte público dónde se expusieron los argumentos del proyecto que solicita un incremento y los planteos de los usuarios.

Esta mañana se desarrolló la Audiencia Pública por la solicitud del Ejecutivo de aumento de la tarifa de trasporte público dónde desde la Municipalidad, realizaron una devolución ante las inquietudes.

De los 32 inscriptos, solo se presentaron 17, algo que el viceintendente Juan Pablo Luque, que presidió la audiencia, lamentó al decir que "valoro el compromiso de estos ciudadanos de Comodoro Rivadavia que asumieron la posibilidad de participar de este mecanismo democrático como es la audiencia pública, aunque creo que es preocupante a la vez porque son pocos teniendo en cuenta una población de 60 mil usuarios del transporte público".

El costo de la nueva tarifa propuesta por el poder Ejecutivo no fue el principal reclamo de los usuarios, si no que solicitaron hacer hincapié en mejorar el servicio: más frecuencias y recorridos fue el principal reclamo a la empresa y un control más exhaustivo por parte del Gobierno.

El primer expositor, Martín Abreu, criticó el monopolio y pugnó por "tener un buen servicio y no uno básico, aunque se tenga que pagar más por él". Héctor Leviñanco, un vecino del Bº San Martín que usa el colectivo desde hace 40 años, alertó sobre "el mal estado de algunas unidades", por lo que solicitó "mejorar la calidad y una mayor frecuencia para quienes viajan desde los barrios altos a zona norte".

Diego Chauqui fue otro de los expositores que coincidió en este aspecto: "si bien hay que pagarlo, tenemos que tener mejores unidades. La gente va a pagar contenta si la empresa cambia esto", expresó. La representante de la CTA, Gladys Díaz, también solicitó "un mayor control por parte del Gobierno y que los usuarios pueden ser parte de ello mediante evaluaciones de satisfacción".

Desde zona norte también se mostraron preocupados por las frecuencias. La vecinalista del Bº René Favaloro, Marisa Mellao, advirtió que "hoy somos 700 familias, más los vecinos de los barrios aledaños, y para el año que viene se esperan 200 lotes más. El costo lo aceptamos, pero nos preocupa frecuencia y la gente que debe usar 4 o más boletos diarios".

También la vecinalista del Bº Restinga Alí, América Pane, habló de un "servicio deficiente" y la quita de algunos recorridos que eran viables. El mismo planteo realizó una vecina de Standard Norte, Alejandra Jaramillo, sobre el reemplazo de un recorrido que unía los puntos neurálgicos de toda zona norte por un rondín que, según ella "es poco utilizado". Además, también reclamó falta de garitas y largas esperas.

Por último, Nélida Leviñanco, también advirtió sobre la falta de servicios nocturnos: "en donde yo vivo (San Cayetano) el último colectivo pasa a las 21:30 y yo salgo de cursar a las 22:30", sostuvo.

Algunos inscriptos sí repararon en la situación de los sectores más sensibles, que se verían afectados con el aumento. Guillermo Santana y el ex vecinalista de Laprida, Roberto Romero, se mostraron en desacuerdo con el aumento. Este último advirtió que "es un tarifazo más que se suma a los nacionales y afecta a la gente que menos tiene, además de la demora en las frecuencias".

También Rosa Herrera, vecina del Máximo Abásolo, afirmó concurrir a la audiencia "en representación de los que menos tienen, los que viven de una changa y que se tienen que tomar cuatro colectivos para trabajar", por lo cual consideró que "el aumento final ($13 en 2017) es demasiado para ellos".

Antes de que los ciudadanos expusieran su parecer ante el posible aumento del servicio, Jorge Moreno, gerente de la empresa Patagonia Argentina, prestataria del servicio de transporte público urbano de Comodoro Rivadavia, realizó un resumen de la estructura de la empresa desde sus inicios, con especial énfasis en el incremento de los costos desde el 2007 a la fecha

"En abril del 2007, la estructura de costos era de 2,2 millones de pesos, con un salario promedio de los trabajadores de $2.450 y un boleto a $1. Hoy, los costos se elevaron a 24 millones de pesos y el boleto cuesta $6", explicó.

Acto seguido tomó la palabra Ricardo Blanco, gerente de transportes Diadema Argentina, quien se remitió a solicitar al municipio el saldo de una deuda de dos meses para con la empresa, que provocó un retraso en el pago de salarios y consecuente retención de servicios por parte de los trabajadores esta mañana.

El municipio, por su parte, argumentó el proyecto mediante tres ejes: el incremento de los costos del transporte público en los últimos años; la actuación del Ente de Control de los servicios públicos con las distintas variables del estado del servicio; y por último las perspectivas de la gestión municipal respecto al transporte.

El secretario de Gobierno, Máximo Naumann, advirtió que: "hace ya un año y medio que estamos con una tarifa fija que no ha sido incrementada, pese a que se han elevado los costos. La decisión del Ejecutivo Municipal fue absorberlo lo máximo posible y con este pedido de aumento que fue remitido al Concejo, tratar de que impacte lo menos posible, porque el Municipio continuará subsidiando parte del boleto".

Por su parte, el subsecretario de Coordinación y Economía, Juan Khouri, detalló los números que dan cuenta de la necesidad del municipio de solicitar un aumento de la tarifa para disminuir los subsidios. "De diciembre a julio, la inflación acumulada fue del 42%. En cuanto a la asignación presupuestaria para el subsidio del transporte, en 2013 fue de 23 millones de pesos con una ejecución del 96%; en 2014 se elevó a 46 millones, ejecutándose el mismo porcentaje; en el 2015, se le asignó 29 millones con una ejecución casi total; y para el 2016 hubo un aumento del subsidio del 62%, pero en este primer semestre, con un monto presupuestado de 47 millones anuales, ya se gastó el 86%". Además, recordó que el subsidio se seguirá manteniendo: "Hoy el valor real llega casi a $17 y la tarifa cuesta $6, por eso intentaremos llegar al 50% del subsidio".

Por último, fue el turno de la exposición del Ente de Control, en la figura de su presidente Luis Antonio Ferrero, quien además de hacer un racconto del costo salarial significativo que presenta la empresa, desde 2009 a la fecha, comparó el valor solicitado ($9 en una primera etapa) con la tarifa de otros lugares del país. Así, exhibió que Esquel cuenta con un boleto de $9; en Neuquén vale casi $10; y en Córdoba $9,15. Mientras que también expuso una comparación en el valor de tramos similares con una diferencia significativa en los valores: para realizar los 25 kms que unen las ciudades de Trelew y Playa Unión, el usuario abona $18, mientras que el trayecto del centro de Comodoro al Bº Caleta Córdova (23 kms), vale $6,50.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico