Los vigiladores levantaron la vigilia en la playa de tanques

"El grueso del acuerdo ya está, faltan algunos detalles menores", comentaron desde el sindicato. La situación en las zonas de abastecimiento de combustibles que tiene YPF en la Patagonia sur es normal.
Después de una semana compleja, los integrantes del Sindicato de Vigiladores decidieron levantar la vigilia frente a la playa de tanques de Km 3. "El grueso del acuerdo ya está, faltan algunos detalles menores", comentaron desde el gremio mientras su secretario general Julio Gutiérrez mantenía el diálogo en la Secretaría de Trabajo.
La oferta de YPF contempla todos los pedidos del sindicato: la incorporación de 15 trabajadores a la nueva contratista, el pago de los salarios caídos (que suman casi un mes y medio) y saldar las deudas sobre otras cuestiones del salario que habían quedado pendientes.
El gremio exigía que 15 trabajadores fueran incorporados a G4, que es la empresa que reemplazará a Expasa en el patrullaje y vigilancia de instalaciones y yacimientos de YPF en Chubut y Santa Cruz. En el cambio de contratista, habían quedado esos trabajadores afuera del traspaso.
Con la planta de Kilómetro 3 despejada y el acuerdo cerrado en los términos generales, no hay peligro de suspensión de distribución de combustibles. Por lo tanto, el abastecimiento es normal tanto en Comodoro Rivadavia como en las otras plantas que eran "el objetivo" de los vigiladores, ubicadas en las santacruceñas Puerto Deseado y Río Gallegos.
Anoche, la conducción del sindicato que estaba en las negociaciones había cerrado los teléfonos por lo que el resto de la comisión directiva, entre ellos quienes habían sostenido estos días la presencia en la playa de tanques, sólo tenía esa información. Falta saber si el acuerdo se firma hoy o si pasaron a un cuarto intermedio hasta el lunes.
Ayer temprano, voceros del sindicato confirmaron que estaba la solución al conflicto entre el gremio y la operadora YPF. La semana pasada, los trabajadores estuvieron a punto de bloquear la playa de tanques de Km 3. Pero finalmente se logró la apertura de una mesa donde estuvieran además de YPF, las empresas Expasa y G4.
En todos estos días, el diálogo entre las partes se mantuvo y por eso las autoridades de la Secretaría de Trabajo de Chubut no llamaron a conciliación obligatoria. Esto a pesar de las declaraciones del titular del gremio, Julio Gutiérrez, de que las medidas de fuerza alcanzarían a todas las zonas de abastecimiento de combustibles de la Patagonia sur.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico