Luego de 45 años el escaparate "Luisito" dejará de atender durante la madrugada

Gerardo Del Piero, uno de los responsables del escaparate situado en Belgrano y San Martín, explicó a El Patagónico que después de 45 años decidieron cerrar de madrugada la atención al público ante un nuevo robo sufrido por sus empleados. Esta vez la policía pudo detener a dos sospechosos con todo el dinero y los teléfonos robados.

A las 5:30 de ayer, dos delincuentes asaltaron al empleado que atendía el escaparte "Luisito" y se llevaron la recaudación, pero personal policial de la Seccional Primera detuvo a los autores en Sarmiento y Güemes, con todos los elementos robados.
Según contó Gerardo Del Piero a El Patagónico, los dos delincuentes primero pidieron 100 pesos prestados y ante la negativa volvieron, ocultado sus armas. Pidieron el diario y lo ojearon, tras lo cual encañonaron al empleado y lo obligaron a ingresar al escaparate.
Uno de ellos llevaba un arma y el otro un cuchillo. "Le sacaron la recaudación, el teléfono celular de él y el teléfono celular del kiosco", contó Del Piero.
La víctima advirtió que los delincuentes escaparon hacia la calle Sarmiento, por lo que el móvil 640 de la comisaría inició un rastrillaje en busca de los autores y logró detenerlos al pie del cerro Chenque.
Cuando los demoraron y le efectuaron la requisa constataron que los dos sospechosos tenían los 5.590 pesos que se habían llevado de la recaudación y los dos teléfonos celulares robados.
Los dos aprehendidos fueron identificados como Carlos Alberto Giúdice, de 22 años, y Esteban Alejandro Gómez, de 21, quienes quedaron detenidos por robo agravado en grado de tentativa.
"Hace 45 años que mi viejo tiene este kiosco y ya lo veníamos evaluando de cerrarlo de noche porque ya habíamos tenido tiempo atrás dos episodios. Lo veníamos evaluando por el tema económico porque no tiene mucho movimiento de noche y encima te pasan estas cosas; es difícil", señaló Del Piero.
"Está complicado todo. La gente se queja (de la inseguridad) pero en este caso, en 20 minutos los agarraron. No sé si fue suerte o si laburan bien", afirmó sobre el trabajo de la policía y el nivel de seguridad de la zona céntrica.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico