Luego de dos años de haber degollado a una mujer en un bar recibió prisión perpetua

Se trata de Alejandro Daniel Bajeneta que 2015, en una reconocida confitería y frente a más de 100 testigos, degolló y apuñaló a Gabriela Alejandra Parra con quien había tenido una breve relación durante su adolescencia.

Eran las cinco de la tarde de un sábado en el barrio porteño de Caballito. La confitería Plaza del Carmen estaba repleta de gente, como era habitual en ese día y horario. Gabriela Alejandra Parra de 49 años estaba cansada de los constantes acosos de Alejandro Daniel Bajeneta quien desde hacía más de 30 años la perseguía en nombre del "amor". Era mayo del 2015.

Un escenario con mucha gente, en un horario familiar y, para mayor seguridad, Gabriela le pidió a un amigo que la acompañara. Quería decirle de una vez por todas, en la cara, que la dejara de hostigar, que ella no quería saber más nada con él.

Se encontraron, pidieron un café y comenzaron a discutir. En cuestión de segundos sacó un cuchillo y comenzó a apuñalarla. Gabriela quedó tendida en el piso en medio de un charco de sangre y a los pocos minutos, murió.

El femicida cruzó el ventanal de vidrio, salió corriendo y en medio de la calle se clavó en el pecho el mismo cuchillo con la asesinó. Los efectivos lo detuvieron y trasladaron al hospital más cercano en donde lo operaron y sobrevivió.

Hoy, dos años después, Alejandro Daniel Bajeneta fue condenado a prisión perpetua por el delito de "homicidio triplemente agravado por alevosía, por mediar una relación de pareja y por violencia de género".

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico