Luego de la explosión, continúa grave el oficial Silva

Las quemaduras que sufrió al explotar una fosa en la que trabajaba no le afectaron solo el rostro y los ojos, también le dejaron graves lesiones internas en la tráquea que le impiden respirar por sus propios medios. El lunes se sabrá si deberá ser sometido a una traqueotomía.

El pasado lunes, Rubén Silva se disponía con su compañero a poner en condiciones una vieja fosa ubicada en el predio de la Seccional de Km 8. De manera repentina y como consecuencia de la mala combinación entre una colilla de cigarrillo y combustible se produjo una explosión que le generó graves quemaduras al oficial.

Se esperaba una evolución durante la semana que lo sacara de la sala de terapia intensiva, pero el cuadro de Silva se agravó con la confirmación de la presencia de quemaduras internas en la tráquea.

Desde el primer momento del accidente, Silva cuenta con el apoyo de su esposa Jennifer y su pequeño bebe. Con sus jóvenes 32 años, el oficial pelea contra el complicado cuadro que le dejó la explosión. Su mujer, dijo a El Patagónico: "todavía se encuentra en coma farmacológico y con asistencia de un respirador".

El estudio sobre las quemaduras internas era clave para tener referencias de cómo sería su evolución, pero el resultado que arrojó no fue alentador, ya que se confirmaron quemaduras en la tráquea. "Se espera que mejore y baje la inflamación de las lesiones que es lo que le impide respirar por si mismo", detalló la mujer que espera el lunes para saber si hay mejoras o se avanza en una traqueotomía, mientras acompañan su evolución junto a los padres de Silva hermanos.

Consultado por una posible derivación a un Hospital especializado en quemaduras, por el momento se descarta para evitar "infección" dado su estado aún delicado.

Las lesiones de Silva le afectaron los ojos y el rostro también, pero actualmente todos los esfuerzos están concentrados en su aparato respiratorio.

El oficial, que hace ocho años presta servicios a la fuerza, no hacía mucho tiempo que trabajaba en Km 8 donde llegó para poder estar más cerca de su mujer y su bebe.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico