Lunes clave para el futuro de Guilford: "no perdemos la esperanza de volver a trabajar"

Ayer se cumplió un mes desde que los trabajadores de Guilford iniciaron una retención de servicios en Comodoro por la deuda de sus salarios y la presentación de un plan crisis por parte de las autoridades de la empresa. Mañana será clave el encuentro entre las autoridades del Gobierno provincial, Nación, y la Asociación Obrera Textil (AOT).

Jorge Ríos es uno de los 280 empleados de la empresa Guilford que se desempeñaba en la sede del barrio Industrial y hoy aseguró que mañana será un día clave para ver cómo sigue la situación laboral de para los trabajadores de la ciudad.

En la reunión, se le pedirá a las autoridades de Nación que brinden ayuda financiera para garantizar el funcionamiento de la histórica planta. También estaría presente Nicolás Goranski, presidente de Guilford.

Hasta el momento los empleados no perciben tres quincenas -indicó Ríos - y la situación se torna desesperante para cada una de las familias de las bases del barrio Industrial y kilómetro 8. "Para este lunes todos tenemos las expectativas de lo que pueda llegar a ocurrir. Lo que espera la gente es que esta situación se destrabe y volvamos a trabajar en el corto tiempo, esa es la única solución que esperamos", aseguró este mediodía a El Patagónico.

"Se ha recibido mucha ayuda, pero lo que se hace nunca es suficiente como un sueldo que entre mensualmente a la casa. Hay gente que alquila, tiene hijos y se complica cada más", aseguró Ríos.

"Estamos con vigilias permanentes, con ollas populares todos los días, de lunes a sábados y al mismo tiempo con otras actividades para recaudar alimentos para repartir para la gente", dijo pero consideró que "ya no se puede seguir así, teniendo a la gente en la calle".

Este lunes los empleados de la empresa se concentrarán durante las primeras horas de la mañana - tal como lo vienen haciendo durante las últimas semanas- en los lugares de trabajo. "Vamos a esperar a que haya un respuesta positiva. A pesar de todo, no perdemos la esperanza, queremos volver a trabajar y tenemos la fuerza puesta en eso".

Guilford_2.jpg
Foto: Archivo. <br>
Foto: Archivo.

LOS INICIOS DEL CONFLICTO

Hay que recordar que el conflicto de Guilford comenzó el 22 de setiembre luego que presentara el plan de crisis que amenazaba con un pago de la quincena en cuotas, la reducción de la jornada laboral a dos días y el pago de solo el 50% las horas caída; y se conociera la deuda que la compañía mantenía con los trabajadores.

Ante esta situación, el gremio textil decidió intimar a la empresa a realizar el pago. Sin embargo, no hubo respuestas y se inició la retención de servicios.

Ese mismo día en horas de la mañana se llevó a cabo la primera audiencia de conciliación. Pero ante la ausencia del propietario de la compañía se pautó un segundo encuentro para una semana después. Allí se blanqueó la intención de la textil de obtener un crédito para sostener su funcionamiento y luego de una tercera reunión se decidió continuar las gestiones en Rawson.

En la capital provincial el empresario Goranski aseguró que no podía hacer frente a los salarios y que necesitaba un préstamo por $40.000.000, para paliar deudas y poder seguir con la actividad en la planta, algo que el Gobierno provincial no podía financiar pese a un primer intento por brindar una solución ante un pedido de 15 millones de pesos.

Así se terminó de gestar el encuentro del lunes, donde se espera que los 280 trabajadores tengan una respuesta para su futuro laboral.

Fuente:

Notas Relacionadas


Las Más Leídas del Patagónico