Macri analizó con funcionarios el impacto fiscal del freno al tarifazo

Durante el encuentro, los funcionarios comenzaron a hacer las cuentas sobre el impacto que tendrá la decisión de la Corte Suprema de Justicia, sobre todo en lo que respecta al déficit fiscal.


El presidente Mauricio Macri encabezó una "reunión de coordinación política" en la Quinta de Olivos junto al ministro de Hacienda y Finanzas, Alfonso Prat-Gay, para evaluar el impacto que tendrá el fallo de la Corte Suprema de Justicia en los números oficiales.
Tras la decisión del máximo tribunal de suspender el aumento de tarifas para los usuarios residenciales, el mandatario juntó en la Residencia Presidencial a la vicepresidenta, Gabriela Michetti; al ministro del Interior, Obras Públicas y Vivienda, Rogelio Frigerio; y el presidente de la Cámara de Diputados, Emilio Monzó.
También estuvieron presentes los secretarios de Coordinación de Políticas Públicas, Gustavo Lopetegui; y de Coordinación Interministerial, Mario Quintana.
Durante el encuentro, los funcionarios comenzaron a hacer las cuentas sobre el impacto que tendrá la decisión de la Corte Suprema de Justicia, sobre todo en lo que respecta al déficit fiscal.
El jefe de Gabinete, Marcos Peña, había anticipado el pasado jueves en la Casa Rosada que el Gobierno iba a "precisar" el costo fiscal que implicaba el fallo judicial, pero había aclarado que para ello tenían que "estudiar bien" la situación.
La presencia de Frigerio en la reunión también estuvo vinculada con las consecuencias fiscales de la sentencia del tribunal presidido por Ricardo Lorenzetti, ya que el ministro coordinador había reconocido que podría hacer un recorte en la obra pública.
Luego de reconocer que la medida de la Corte "obviamente representa un costo fiscal", el jefe de Gabinete había admitido que "evidentemente, por una razón básica, eso va a haber que sacarlo de otros lugares, sea la obra pública u otros gastos, porque está claro que el camino de ir reduciendo el déficit es para después ir reduciendo la inflación".
Ausente en el encuentro realizado en la Quinta de Olivos por un viaje a la provincia de Córdoba, Peña insistió en que las finanzas nacionales están en rojo: "Es muy importante que tomemos conciencia de que la Argentina atraviesa una grave situación fiscal".

FUE UN ERROR
El ministro de Justicia, Germán Garavano, admitió que fue "un error" que el Gobierno no haya convocado a audiencias públicas antes de aplicar el tarifazo en los servicios públicos, luego de que la Corte Suprema anuló los aumentos. En tanto, el jefe de Gabinete, Marcos Peña, consideró que "el fallo de la Corte salda la discusión" sobre tarifas.
"Hoy, con el fallo en la mano, sí, efectivamente", respondió Garavano a radio La Red, al ser consultado sobre si el Gobierno había cometido un "error" al no llamar a audiencias previas a la implementación de los aumentos.
El ministro negó roces con la Corte Suprema tras el fallo adverso y reconoció que en el gabinete del presidente Mauricio Macri hubo distintos "matices" en la interpretación de la decisión del máximo tribunal.
"Los fallos son para cumplirse, por lo cual el Gobierno lo va a cumplir", garantizó el funcionario ratificando lo que había comunicado ayer el jefe de Gabinete, Marcos Peña, luego de conocerse la resolución. De hecho, el Gobierno ya convocó hoy a través del Boletín Oficial a una audiencia pública que se llevará a cabo el próximo lunes 12 de setiembre a las 9, en La Usina del Arte. "No existe tensión entre el Gobierno y la Corte, el balance no es tan negativo desde la mirada del gobierno", agregó.
Garavano sostuvo que "no hubo grandes sorpresas, pero sí matices" entre los miembros del gabinete.
Asimismo, reiteró que la forma en que se aplicó el incremento de las tarifas de los servicios públicos y la decisión de no llamar a audiencias fue "un proceso técnico que nació de las entrañas del Ministerio de Energía donde hay gente que trabaja desde hace muchísimo años".
"Ahí se escogió el camino que se escogió", dijo el ministro. "El Presidente no decidió el cuadro ni el proceso técnico. Los asesores jurídicos del presidente no participaron", agregó.
Pese a eso, Garavano negó la posibilidad de que el ministro de Energía, Juan José Aranguren, deje su cargo: "Nunca se barajó; al contrario, Macri le pidió que se ponga a trabajar y lo hizo, al convocar a la audiencia y al ordenar a las empresas a refacturar los servicios".

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico