Macri calificó a las inundaciones como "una catástrofe ambiental"

"Lo importante es que pare de llover. Esto es una emergencia que deviene del cambio climático. Lamentablemente se va a repetir antes de lo que imaginamos porque el régimen de lluvias cambió", añadió el mandatario.

El presidente Mauricio Macri reiteró ayer desde el Aeroclub de Rafaela, su "compromiso" con los afectados por las inundaciones en la provincia de Santa Fe al afirmar el "compromiso de trabajar juntos" con el Comité de Emergencia y con los gobiernos municipales y provinciales. Además, adelantó que se estudiarán proyectos hídricos "inteligentes".
"Es una catástrofe ambiental", sentenció el mandatario, que visitó las zonas inundadas de esa provincia. Asimismo, se comprometió en ayudar a los damnificados y señaló que va a "proponer ayuda al sector lechero" para "no perder tambos y puestos de trabajo", al tiempo que exhortó a "trabajar en conjunto para hacer proyectos inteligentes de manera de impedir que "uno le tire el agua a otro".
"Entendemos lo que están pasando, su dolor es mi dolor, no lo haremos de un día para el otro, pero vamos a trabajar para dejar esta pesadilla atrás", señaló en conferencia de prensa.
Respecto a la ayuda económica, el jefe de Estado señaló que se está "evaluando el monto de dinero".
Prometió ayuda financiera a sectores productivos así como también la realización de proyectos hídricos "inteligentes" que "transformen el agua en una oportunidad y no en una desgracia". "Hay mucho por hacer, quiero reiterarles a todos los argentinos que vamos a estar juntos en este momento de emergencia, pero también decirles que cuando el agua se vaya vamos a seguir estando ahí", subrayó.
Durante una rueda de prensa, Macri fijó como prioridad la refacción de caminos rurales para permitirles a las comunidades aisladas retomar la comunicación vial, para lo cual Santa Fe destinó mil millones de pesos, y anunció la creación de un fondo especial con "recursos extraordinarios" para obras de infraestructura.

"QUE PARE DE LLOVER"

"Nos hacemos cargo del tema, la angustia general que llega de las familias por el avance del agua nos convoca y nos preocupa. Lo que hicimos hasta ahora no incluía una catástrofe", señaló Macri.
El mandatario dijo que "hay necesidad de encontrar un mecanismo para dar un desahogo, los tamberos ya venían muy golpeados por la baja del precio internacional".
"Lo importante es que pare de llover. Esto es una emergencia que deviene del cambio climático. Lamentablemente se va a repetir antes de lo que imaginamos, porque el régimen de lluvias cambió.", añadió.
"La pérdida es verdaderamente millonaria y para los que les tocó va a ser durísimo. Aunque todavía la magnitud no es tan importante como para que afecte la cadena de precios", sostuvo.
La persistente lluvia en la provincia de Santa Fe afecta fuertemente a la actividad agropecuaria, los campos presentan pérdidas en pasturas o sembrados, además de paralizar el funcionamiento de los tambos, generar el traslado de hacienda, con pérdidas casi totales en la soja y los demás cereales.
El Centro de Operaciones del Gobierno de la Ciudad de Santa Fe expresó en su último informe que el río Paraná subió dos centímetros en las últimas horas y se encuentra en 6,04 metros, en tanto, el río Salado descendió y su marca es 6,09 metros, según los registros de Prefectura Naval Argentina.
En lo que respecta a los evacuados, las cifras siguen iguales, en la provincia más de 1.800 personas en los refugios, y en particular, en esta capital provincial, hay evacuadas 211 familias, en total 774 personas.
Al no registrarse lluvia durante tres días seguidos, algo del agua escurrió en zonas anegadas. Sin embargo, la autopista Rosario-Santa Fe sigue cortada en forma parcial de la mano norte-sur por el desborde del arroyo Colastiné, en el kilómetro 103, entre las localidades de Arocena y Coronda, desviándose por la ruta provincial 11.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico