Macri dio marcha atrás con el descuento de Ganancias

A pesar de que en los últimos días planteó que sería imposible para su futuro gobierno eximir el pago de ese impuesto en la segunda cuota del sueldo anual complementario, ayer cambió de decisión. Anunció que aquellos trabajadores que perciban un sueldo de bolsillo mensual de alrededor de 25.000 pesos quedarán execptuados. También informó que enviará un proyecto de ley para elevar el mínimo no imponible a 30 mil pesos por mes.

"Todos aquellos asalariados en relación de dependencia cuyos ingresos brutos sean inferiores al nuevo mínimo no imponible de 30 mil pesos que propondremos se fije por ley estarán exentos de tributar ganancias en el medio aguinaldo que recibirán en los próximos días", anunció ayer por la tarde el presidente electo Mauricio Macri.
En el mismo acto, el todavía jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires anunció que enviará al Congreso un proyecto para modificar el actual régimen de Ganancias a partir del 1 de enero de 2016. La idea es elevar el mínimo no imponible de los 7.100 pesos actuales ($9.770 en la Patagonia) a 30 mil pesos mensuales y modificar toda la escala.
"Esta ley revertirá el efecto nocivo que ha tenido la inflación sobre cientos de miles de asalariados que hoy pagan un impuesto que no deberían pagar o una alícuota que nada tiene que ver con su poder adquisitivo", sostuvo Macri
"De esta manera, la medida tendrá cumplimiento inmediato, independientemente del trámite parlamentario que se iniciará el 1 de marzo con la apertura de sesiones ordinarias del Congreso de la Nación", concluyó.

CON GOBERNADORES
En otro orden, Macri recibirá el sábado a todos los gobernadores, convocados formalmente por el designado ministro del Interior, Rogelio Frigerio, en lo que será su primer encuentro como presidente en ejercicio con los mandatarios provinciales, en el que les prometerá ayuda para el desarrollo de las economías regionales.
Según informaron a Télam fuentes de Cambiemos, "la reunión está convocada para las 12 de este sábado y será posiblemente en Casa Rosada", y ya confirmaron su presencia los también flamantes gobernadores María Eugenia Vidal (Buenos Aires), Juan Schiaretti (Córdoba), Miguel Lifschitz (Santa Fe), Alfredo Cornejo (Mendoza) y Gerardo Morales (Jujuy).
En sintonía con lo prometido durante la campaña, Macri les hará saber que buscará impulsar las economías regionales "y que estará a disposición para cumplir los objetivos de gestión", en un claro gesto que busca tender puentes con mandatarios que serán clave a la hora de influir en sus legisladores nacionales en el tratamiento de las leyes en un Congreso adverso al futuro oficialismo.
Además, Macri estrenará un renovado Ministerio del Interior, con nuevas competencias y mayor manejo de fondos (por pasar a su órbita buena parte de Obras Públicas), a través del cual el gobierno electo articulará la relación con las provincias y los otros partidos, en tándem con las autoridades del Congreso.
"La idea es que Interior vuelva a ser Interior y no sea sólo una fábrica de DNI y pasaportes, que tenga un rol importante y habilitar a Frigerio para instrumentar los consensos que sean necesarios", señalaron a Télam desde el entorno del ministro designado.
Interior contará ahora con la Secretaría de Obras Públicas, a cargo de Daniel Chaín, y la Subsecretaría de Hábitat, encabezada por Marina Klemensiewicz, mientras que el secretario de Interior será Sebastián de Luca, un estrecho colaborador del jefe del armado político de Cambiemos, Emilio Monzó.
Pero el rol que más importancia cobrará será el de la Secretaría de Relaciones con las Provincias, que será encabezada por Alejandro Caldarelli, del riñón de Frigerio (ambos trabajaban juntos en la consultora Economía y Regiones), en tanto el jefe de gabinete elegido por el ministro es el referente joven del MID, Mauricio Colello.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico