Macri manifestó su rechazo a la ley antidespidos

"El trabajo es el camino para salir de la pobreza, pero la forma no es imponer leyes arbitrarias que ya usamos en el pasado", afirmó el Presidente en un acto en Cresta Roja. Además, habló sobre la inflación y aseguró que "tener trabajo es una bendición".

El presidente Mauricio Macri afirmó esta mañana, durante la visita que realizó a la planta de Cresta Roja ubicada en Esteban Echeverría, que no es por la vía de la arbitrariedad ni de la imposición que se puede cuidar a los argentinos.

De esta manera dio indicios de que -de aprobarse- podría llegar a vetar la ley para declarar la "emergencia ocupacional", que contempla la prohibición de despidos y, en caso de producirse, el derecho de doble indemnización.

En un discurso que hizo hincapié en el empleo, las retenciones y la inflación en la Argentina, el Presidente afirmó: "El trabajo es el camino para salir de la pobreza, pero la forma no es imponer leyes arbitrarias que ya usamos en el pasado. No tenemos que repetir los errores. Ya probamos en 2002 con leyes que prohibían, eso no trajo más trabajo".

TRABAJO

"Como cuidamos a los empleados de Cresta Roja, vamos a cuidar a todos", señaló el mandatario, quien también afirmó que "tener trabajo es una bendición" y que su "angustia es la angustia de los que no tienen trabajo", por lo que el objetivo principal del Gobierno "es generar más y mejor trabajo".

RETENCIONES

Asimismo, afirmó que poner retenciones a las exportaciones de productos agrícolas "impidió" a la Argentina "crecer por más de cinco años", y dejó claro que "no fue verdad" que haya sido una medida "a favor de un sector, de los ricos".

"Dijeron que sacar las retenciones fue a favor de un sector, de los ricos y eso no es verdad. Lo que buscamos es la equidad, que las economías regionales puedan crecer, producir, y ese impuesto nos ha impedido crecer por más de cinco años. Lo duro y difícil de la transición es el punto de partida", afirmó.

INFLACIÓN

"Lo duro y difícil de este momento de transición que vivimos tiene que ver con el punto de partida, con una inflación de más del 300 por ciento acumulada en una década", lanzó el Presidente, quien definió a la inflación como "un esfuerzo perverso que le cobra un mal gobierno a su gente".

Y prometió: "Es mi responsabilidad bajarla. La inflación va a dejar de ser un tema entre los argentinos. Recibimos una inflación del 30 por ciento, en el próximo semestre va a bajar".

DIÁLOGO

"En estos meses profundicemos el diálogo, confiemos en el otro, que vamos por el camino correcto. No por nada el mundo nos quiere acompañar y financiar en cantidades que no se pueden ni medir. El mundo dice 'creemos en los argentinos y los necesitamos'", señaló.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico