Macri recibió a la nueva cúpula de la UIA y cuestionaron los juicios laborales

Si bien el encuentro tuvo un carácter protocolar, pues tuvo como objetivo la presentación de las flamantes autoridades de la central fabril, los dirigentes llevaron sus pedidos que van desde la pesada carga impositiva hasta las importaciones.

El presidente Mauricio Macri recibió al nuevo titular de la Unión Industrial Argentina, Miguel Acevedo quien asistió a la Casa Rosada junto de los miembros de la mesa directiva. En el encuentro participan los ministros de Hacienda, Nicolás Dujvone, Finanzas, Luis Caputo y de Producción, Francisco Cabrera.
Si bien el encuentro tuvo un carácter protocolar pues tuvo como objetivo la presentación de las flamantes autoridades de la central fabril, los dirigentes llevaron sus pedidos que van desde la pesada carga impositiva hasta las importaciones.
La actividad industrial lleva 15 meses de estancamiento y no se advierten síntomas de una mejora. Entre los temas de la agenda que más preocupa a los industriales es la falta de una reacción integral dentro del rubro manufacturero, ya que la recuperación fue muy dispar hasta el momento.
Macri los recibió con el antecedente de que esta semana desató la lucha en contra de los juicios laborales - o mejor dicho ciertos sectores que hacen de las demandas un "buen negocio"-, como afirman en la Rosada. Para el Gobierno el dar batalla en contra de la litigiosidad ayudará a que las empresas tengan más certidumbre al momento de efectuar sus estimaciones de costos y también reducir los temores de las empresas pequeñas al momento de contratar personal.
Dar lucha contra los juicios laborales es caro a los sentimientos de la Unión Industrial y justamente uno de sus miembros Daniel Funes de Rioja viene hace tiempo alertando sobre este "flagelo".
"Estuvimos conversando el tema laboral y estamos totalmente de acuerdo con los dichos del Presidente del otro día (cuando Macri habló de una "mafia de los juicios laborales"), porque esto aumenta terriblemente los costos y eso no es algo que vaya en beneficio del trabajador, sino al contrario, porque hace que haya más trabajo en negro en vez de trabajo registrado", señaló al término del encuentro el presidente del comité Ejecutivo de la UIA, Miguel Acevedo.
Sin embargo, Acevedo negó la posibilidad de reformas a la normativa laboral. "No estuvimos hablando de reforma laboral, ni nada por el estilo, sino que estuvimos hablando del problema en sí que es un costo argentino".
Respecto del costo argentino, el dirigente señaló que en la agenda de la reunión estuvo presente el tema y mencionó: "Eso repercute en las importaciones, también ahí todos los ministros nos decían que en algunos casos las importaciones están creciendo y que eso va a afectar a la competitividad de las empresas".
"Estuvimos viendo las coincidencias que tenemos en cuanto a cuáles son los impuestos, por ejemplo los impuestos a los Ingresos Brutos, que son los más regresivos", mencionó Acevedo.
Luego aclaró: "Vinimos a escuchar al presidente y lo que nos llevamos es una coincidencia total en casi todos los puntos sobre los que estuvimos discutiendo y, principalmente, en el tema de los juicios laborales".
Consultado sobre si el presidente ofreció definiciones, el industrial manifestó que "acá no es una cuestión de anuncios sino de reafirmaciones y, para nosotros, lo central fue presentar las nuevas autoridades de la UIA".
"No vino el presidente a darnos anuncios de algo nuevo ni nada por el estilo", insistió Acevedo, pero añadió que "creo que está bien claro lo que está pensando él y su equipo".

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico