Macri ya está en China para firmar acuerdos que atraigan inversiones

El presidente aseguró que encontró en China "una actitud abierta para reencauzar la relación" bilateral. "Tenemos previsto firmar muchísimos acuerdos que abren campos de cooperación que deberían traer inversiones a la Argentina y apertura de mercados", subrayó.

El presidente Mauricio Macri llegó a Beijing para iniciar una visita de Estado de cinco días a la República Popular China, donde desplegará una amplia agenda que ayer incluyó una reunión con su par Xi Jinping y una recepción oficial con los mandatarios que participan del foro "Una Franja y una Ruta para la Cooperación Internacional" (ONOR).
El mandatario argentino llegó al aeropuerto de Beijing, acompañado de la primera dama, Juliana Awada, y una delegación oficial formada por gobernadores y funcionarios, siendo recibido por el embajador argentino en este país, Diego Guelar, y el viceministro de Relaciones Exteriores de China, Wanming Yang.
Macri y su esposa fueron recibidos a las 7 de Argentina (18 de China) en el Gran Palacio del Pueblo por el presidente Xi Jinping y su esposa.
La foto que siguió al encuentro informal de ambos mandatarios retrató a Macri vestido de ambo oscuro y corbata bordó, y a la primera dama con un vestido color rosa viejo, con pequeños voladitos superpuestos por encima de las rodillas, mangas y escote de tul, stilettos color nude, y cabello suelto.
Xi Jinping, ubicado justo al lado del presidente argentino vestía traje negro y corbata terracota, y su esposa, un sobrio vestido largo color azul petróleo, con tablas en la falda, manga larga, y cinturón a la cintura, con el cabello formalmente recogido.
Los jefes de Estado compartieron una comida de bienvenida que incluyó sopa, langosta, camarones fritos, carne con hongos, bacalao, pasteles, fruta y helado, y que encabezó el anfitrión chino en el Gran Palacio del Pueblo, sede del gobierno.
Al concluir la cena, a las 9 hora argentina (20 de China), el presidente argentino y la primera dama asistieron a una gala cultural en la Opera House de Beijing, y hoy está previsto un saludo de bienvenida que Xi Jinping dará a Macri en el Centro Internacional de Conferencias Yanqi Lake, así como al resto de los mandatarios que participan del Foro.
Antes de su llegada a China, Macri hizo escala en Dubai, donde se reunió con el vicepresidente y primer ministro de Emiratos Árabes Unidos, Sheik Mohammend Bin Rashid Al Maktoum, y empresarios de ese país, interesados en explorar las posibilidades de inversiones en la Argentina.
"EL VIAJE DEL AÑO"
El presidente aseguró que encontró en China "una actitud abierta para reencauzar la relación" bilateral y señaló que prevé firmar acuerdos con su par, Xi Jinping, que "deberían traer muchas inversiones" a la Argentina y también acceso al mercado del gigante asiático, y agregó que el viaje que lo llevó a China y que en los próximos días lo llevará a Japón, "es el viaje del año".
"Es el viaje del año. China y Japón son dos países que han demostrado mucho interés en profundizar la relación con la Argentina. Con China habíamos tenido un arranque complejo porque habíamos heredado muchos contratos que técnicamente tenían muchas fallas y hubo que renegociar", apuntó Macri.
"Para ellos no fue fácil entender que cosas que estaban firmadas dos años antes de que nosotros lleguemos al poder había que plantearlas de nuevo porque así no se podían hacer", dijo Macri, en referencia a la construcción de dos represas.
"Espero que el viaje sea un éxito. Tenemos previsto firmar muchísimos acuerdos que abren campos de cooperación que deberían traer inversiones a la Argentina y apertura de mercados", puntualizó.
El presidente apuntó que con Japón, donde "el Estado no participa tanto", su agenda está más ligada a las grandes corporaciones con "anuncios muy importantes" para dar, en cuanto a las relaciones económicas bilaterales.
Aseguró: "la Argentina va a crecer después de más de cinco años" sin hacerlo, ya que "se ha abierto un proceso de inversión", pero reconoció que "para que los resultados del crecimiento alcancen a toda la población, hay que crecer muchos años seguidos".
Asimismo, Macri aseguró que es determinante el resultado de las próximas elecciones para que lleguen inversiones a la Argentina, por lo que instó a que los argentinos confirmen "la vocación del cambio" en las urnas, porque los inversores necesitan garantías de acuerdos "a largo plazo y con reglas aceptables".
"Los argentinos tenemos que confirmar la vocación del cambio. En octubre vamos a volver a discutir si el cambio que hemos emprendido es algo en lo que creemos y en lo que estamos dispuestos a trabajar en el largo plazo, o si queremos volver al populismo y al aislamiento de la Argentina", dijo.
En este contexto, comentó que en sus reuniones en Dubai, los empresarios le mostraron "entusiasmo" en trabajar con la Argentina, "durante mucho tiempo", pero también que necesitan "confianza" en que los acuerdos "sean a largo plazo y con reglas aceptables" algo que "lo garantiza el continuar con las reformas emprendidas" por su gestión.
Macri estuvo acompañado por el ministro de Transporte de la Nación, Guillermo Dietrich; el secretario de Asuntos Estratégicos, Fulvio Pompeo, el secretario de Relaciones Económicas Internacionales, Horacio Reyser, y el diputado nacional Eduardo Amadeo. De América latina sólo fueron invitados a participar del foro que reúne a jefes de Estado de Asia, Europa y Africa, el presidente Macri y su par chilena, Michelle Bachelet, que tuvieron un breve intercambio de saludos.
Del foro participan también el presidente de la Federación Rusa, Vladimir Putin; el presidente del Gobierno de España, Mariano Rajoy; el primer ministro de Grecia, Alexis Tsipras; la directora gerente del FMI, Christine Lagarde, el secretario general de las Naciones Unidas, Antonio Guterres; el presidente de Kenya, Uhuru Kenyatta.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico