Madre de joven asesinada acusa que los Nieves tienen "protección policial"

Sandra Copa, la madre de Anahí, la joven que fue asesinada en la madrugada del 8 de diciembre de 2015 al recibir una bala perdida durante un tiroteo a la casa de sus vecinos, la familia Nieves, denunció que se fue del barrio Quirno Costa por temor y apuntó contra la Seccional Cuarta.

El fin de semana pasado se efectuaron allanamientos por el enfrentamiento que mantienen integrantes de la familia Nieves con un grupo de individuos del barrio Isidro Quiroga por la posesión de una vivienda usurpada. Ante tal situación ahora temen que se repita lo que sucedió en el barrio Quirno Costa, frente a "La Saladita", donde en diciembre de 2015 por un enfrentamiento entre integrantes de los Nieves y otro grupo, Anahí Copa, quien vivía en una casa contigua, fue asesinada mientras amamantaba a su bebé. Recibió una bala perdida que iba dirigida a la vivienda de los Nieves.

Sandra Copa recordó que antes de que mataran su hija tanto ella como los vecinos del lugar reclamaban mayor seguridad, ante los constantes enfrentamientos entre bandas. "Mi hija y otra vecina pedían protección, para que ande la patrulla, y nunca fue así, esperaron a que la maten, esperaron la llamada que les diga que hubo una muerte por culpa de los Nieves" señaló Copa.

La madre de Anahí denunció ante El Patagónico que la conflictiva familia Nieves "ha necesitado protección cuando los querían sacar, cuando los estaban desalojando. La (seccional) Cuarta siempre estuvo pendiente de ellos, si les pasaba algo a ellos estaban ahí, protegiéndolos y cuando los vecinos necesitaban seguridad en el tema de los tiroteos nunca llegaron".

En ese momento - describe Sandra- los tiroteos contra la casa de los Nieves eran constantes y ellos vivían con miedo. "La familia Nieves tiene la protección de la comisaría Cuarta" denunció la madre de Anahí "a ellos les pasa algo y están todos ahí, tendríamos que ser delincuentes a nivel de ellos para tener esa protección que creo que ni el intendente la tiene".

Sandra, explicó que se tuvo que ir del barrio luego de que le prendieran fuego a su precaria vivienda que había sido abandonada por la familia luego del homicidio de Anahí y según la mujer, los Nieves la utilizaban como "aguantadero" por las noches.

"Uno no puede estar seguro ahí. La policía de la Cuarta incluso está a disposición de ellos. No podía dejar a mis nietos ahí y mis hijos ahí" expresó la mujer.

Este medio también se comunicó con la dependencia policial Cuarta quienes desmintieron tales versiones y señalaron: "si considera que hay una protección policial con la familia Nieves, que se acerque a la Fiscalía con pruebas, haga la denuncia al jefe de la comisaría y que se hagan las investigaciones que se tienen que hacer, pero no nos quedemos en la denuncia mediática" argumentaron.

Fuente:

Notas Relacionadas


Las Más Leídas del Patagónico