Maduro podría denunciar por golpismo a los parlamentarios de la oposición

Las declaraciones de Maduro, y otras anteriores lanzadas contra el gobierno por la oposición, configuran un clima nocivo para el "diálogo nacional" entre ambas facciones que impulsa la Unasur con la bendición del papa Francisco.

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, amenazó ayer con denunciar a los miembros opositores de la Asamblea Nacional (AN, Parlamento) que promovieron una investigación para determinar su responsabilidad política en la crisis del país y se pronunció a favor de "llevar a la cárcel a todo el que viole la Constitución.
"Yo no voy a estar parado, no voy a cruzarme de brazos cuando ellos quieren llenar de violencia y sangre al país, cuando el país tiene instituciones. No me voy a quedar cruzado de brazos ante este golpe de Estado que derrotaremos hasta la médula de quienes lo están llevando adelante. Que le quede claro a los golpistas", advirtió Maduro durante un acto en la sede del Gobierno.
Las declaraciones de Maduro, y otras anteriores lanzadas contra el gobierno por la oposición, configuran un clima nocivo para el "diálogo nacional" entre ambas facciones que impulsa la Unasur con la bendición del papa Francisco y que debería empezar este domingo en la isla Margarita o en Caracas.
Los días previos al establecimiento del diálogo estuvieron marcados por marchas y contramarchas callejeras que terminaron con un policía muerto y varios heridos y detenidos, denuncias cruzadas de "golpismo" y "dictadura", medidas extremas del Parlamento que incluyen una citación a Maduro, una huelga de doce horas que se concretó ayer bajo convocatoria opositora y presiones desde el exterior para evitar que se ahonde el conflicto.
El plan de lucha diseñado por la oposición incluyó una gran manifestación en las grandes ciudades del país bautizada como la "toma de Venezuela", siguió hoy con una huelga general de doce horas y continuará el jueves con una marcha hacia el Palacio Miraflores, donde está la sede del gobierno.
El chavismo también convocó para ese mismo día y en ese mismo lugar a una concentración de sus simpatizantes.
La prensa venezolana coincidió en que la huelga se cumplió a medias y el grado de adhesión fue dispar, de acuerdo con las actividades y las regiones del país.
Para Maduro, en cambio, "ha fracasado el paro de la oligarquía", según dijo en un mitin en Miraflores.
En ese escenario, Maduro atacó a la mayoría opositora de la Asamblea Nacional por su decisión de abrirle un proceso parlamentario.
"Si ellos violan la Constitución y hacen un supuesto juicio político que no está en nuestra Carta Magna, la Procuraduría General de la República debe meter una demanda y llevar a la cárcel a todo el que viole la Constitución", sostuvo.
Por su parte, la fiscal general de Venezuela, Luisa Ortega, dijo que el Tribunal Supremo no tiene facultad para disolver al parlamento, pese a todos los procedimientos abiertos ante la Justicia por sus acciones contra el Ejecutivo, y aseguró que la figura de "juicio político" a un presidente no existe en el país.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico