"Maldita Suerte" para cuatro sujetos que asaltaban tienda céntrica

Los ladrones encapuchados irrumpieron a las 20:15 de ayer en el local que funciona sobre 25 de Mayo 638. Amenazaron al dueño con un cuchillo para luego atarlo con precintos. Tenían preparados varios bolsos con prendas de vestir cuando los sorprendió la policía. Quedaron todos entre rejas.

El oportuno llamado de un ocasional transeúnte al 101 del Centro de Monitoreo permitió a la policía de la Seccional Primera actuar a tiempo y frustrar el robo armado que perpetraba la banda delictiva en pleno centro de Comodoro Rivadavia. Los efectivos atraparon a los delincuentes en el interior del comercio.
Eran las 20:15 cuando los cuatro individuos con buzos con capucha ingresaron en forma sospechosa a la tienda "Maldita Suerte" que se encuentra sobre calle 25 de Mayo, entre Brown e Yrigoyen, a pocos metros de la Terminal de Omnibus.
De acuerdo a los datos recolectados por El Patagónico, dos de los delincuentes –uno de ellos con un cuchillo– intimidaron al propietario del lugar, mientras se encargaron que tapar las vidrieras con las cortinas y simular que estaba cerrado.
Ese accionar fue el que observó un testigo que no dudó en alertar a la policía. Al arribar el móvil 638, perteneciente a la cuadrícula del centro, confirmaron la maniobra delictiva. Uno de los sujetos sacaba al menos cuatro bolsos cargados con prendas de vestir, calzados y cintos.
El ladrón ingresó al interior del negocio y allí comenzó un forcejeo por parte de los dos efectivos y los sospechosos para intentar abrir la puerta que habían trabado. El sargento Rúa y el cabo primero Gómez finalmente pudieron ingresar y reducir a los delincuentes.
A todo esto la víctima permanecía reducida en el piso. Los malvivientes le habían hecho sacar la remera y tenía precintada las manos. Estaba arrojado boca al piso e inmovilizado. Los restantes patrulleros arribaron y finalmente los asaltantes fueron esposados.
Entre las pertenencias de los jóvenes se halló el cuchillo con el cual se intimidó a la comerciante que no sufrió ningún tipo de herida. Se presume que los delincuentes se movilizaban a bordo de un vehículo que estaría en las cercanías del comercio, debido a que eran al menos seis bolsos y mochilas repletas de mercadería el botín que pensaban llevarse.
No obstante, no se pudo identificar el auto en cuestión. Adentro del comercio además se secuestraron otros precintos.
El mayor de los sospechosos fue identificado por las fuentes oficiales como Gabriel Remolcoy, de 18 años. Estaba acompañado por tres menores de 17 años identificados con las iniciales de L.A.G., F.A. L., y A.V. Todos quedaron detenidos en averiguación del delito de robo doblemente agravado por arma blanca, y por ser en poblado y en banda, en grado de tentativa.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico