Maldonado: Otranto esperará los resultados de ADN para llamar a declarar a gendarmes

El juez federal Guido Otranto aseguró que los resultados de distintas pruebas de ADN, que podrían aportar alguna certeza sobre la desaparición de Santiago Maldonado, estarían listas esta semana. Lo hizo después que se reuniera con el secretario de Seguridad Interior de la Nación, Gerardo Milman, quien le entregó "información relevante" sobre la causa. El magistrado señaló que hoy continuarán los rastrillajes en el río Chubut.

A 41 días de la desaparición de Santiago Maldonado, quien desapareció el 1 de agosto en un operativo de represión en una comunidad mapuche de Cushamen, el juez federal Guido Otranto brindó ayer una conferencia de prensa donde comunicó algunos detalles de la búsqueda del joven artesano.

“Esta semana deberían estar los resultados de las pruebas de ADN de la ropa que nos aportaron y de todo lo que se encontró en las camionetas (de Gendarmería Nacional)”, sostuvo Otranto después de mantener una reunión con el secretario de Seguridad Interior de la Nación, Gerardo Milman, quien le entregó documentos que contienen “información relevante” para la causa.

El magistrado también se refirió a la posibilidad de tomar declaración a los gendarmes pero explicó que solo se podrá realizar esta medida cuando se obtengan los resultados de ADN.

En este sentido, Otranto aclaró que los gendarmes sí declararon en la causa que refiere al corte de ruta realizado el 1 de agosto, que fue justamente cuando se vio a Maldonado por última vez en Chubut durante la protesta que concluyó con la actuación de la Gendarmería.

En relación a los rastrillajes en la zona, el juez federal manifestó que van a continuar hoy y que le pidió a Milman "reforzar la cantidad de personal para hacerlo".

“Los rastrillajes serán río abajo, hasta que la Prefectura diga que ya no es necesario”, sostuvo el juez, al enfatizar que “no fue por una cuestión de respeto a la 'Tierra Sagrada' que no se ingresó a rastrillar la zona en los primeros días, sino porque no había posibilidad de imponerse físicamente”, explicó Otranto.

"El primer rastrillaje, el que se hizo el 5 de agosto, fui yo solo con personal del Juzgado en mi auto particular y me tuve que ir porque se puso áspero el ambiente. Estaban enojados porque entendían que yo había dado la orden de desalojar la ruta, y tuvimos que retirarnos", graficó.

“Después de eso quedó un policía con un perro de custodia, con lo cual era imposible entrar al territorio si ellos se oponían, porque nos superaban físicamente”, agregó.

Con respecto al operativo del día en que desapareció Maldonado, Otranto contó que su orden había sido intimar a las personas que estaban cortando la ruta para que se fueran a un costado. “También, le recordé al jefe del Escuadrón 35 (de Gendarmería) que en caso de violencia en la vía pública tiene facultades autónomas previstas por la ley para proceder con la detención", detalló. De acuerdo a sus declaraciones, el desalojo se grabó hasta que un gendarme recibió una pedrada y la persona que estaba grabando fue a asistirlo. "Siempre recomiendo que graben todo", aclaró.

En tanto, el Gobierno nacional avanzará en la conformación de un grupo de expertos con las Naciones Unidas. Esta semana se reunirán representantes del gobierno y de la ONU para armar el equipo que supervisará y colaborará con la investigación sobre Maldonado, en respuesta a una solicitud de la familia del joven desaparecido hace 41 días que pidió la garantía de una "investigación independiente".

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico