Malestar de los sindicatos petroleros con las operadoras y el gobierno nacional

Llegan a la mesa de monitoreo con sólo la mitad de los equipos comprometidos en los yacimientos funcionando. Los gremios denuncian un acuerdo paralelo entre las operadoras y el gobierno nacional para incumplir lo firmado en febrero y debilitarlos.

Los sindicatos petroleros se preparan para ir a fondo a la reunión del lunes en Casa Rosada. La mesa de monitoreo de la crisis es la chance para que las operadoras suban los equipos a corto plazo y así garantizar la actividad en la cuenca del Golfo San Jorge, tal como es la petición de las organizaciones sindicales.
La molestia está en dos aspectos. Primero, en lo que los gremios consideran un incumplimiento del acuerdo al retrasar la salida de los equipos. Segundo, las constantes postergaciones de esta reunión petrolera, que tenía que ser el lunes último, suspendida nuevamente el jueves y después reprogramada para pasado mañana.
"Lo que no van a poder hacer es deslindarse de sus obligaciones firmadas en el mes de febrero, en eso se ponen firmes tanto Jorge Avila y José Llugdar como el gobernador Mario Das Neves y el intendente Carlos Linares", manifestó Carlos Gómez, diputado provincial y portavoz de los petroleros.
Gómez remarcó que el gobierno de Mauricio Macri y las operadoras petroleras incumplen el acuerdo por seis meses y denuncian un acuerdo paralelo. Mientras tanto, la provincia pierde producción, y por ende regalías, y por cada equipo que no sube se deja de perforar en una cuenta que necesita de esa actividad para sostener el empleo.
"Esto no es que las operadoras alegremente dejan de invertir y suban los equipos cuando se le cante, la postura el lunes va a ser durísima porque queremos paliar la crisis internacional", indicó el dirigente sindical y referente en el bloque de la Legislatura provincial del Frente para la Victoria.
"Además, queremos reconocer el esfuerzo que hacen los ciudadanos que cargan el combustible y pagan las boletas de gas. Porque ese dinero no va al Estado, va a las operadoras que por eso mantienen el precio interno del petróleo", aclaró el referente petrolero.
Gómez repasó algunos de los conflictos que están presentes en Comodoro Rivadavia por empresas regionales que tienen demorados sus pagos por parte de las operadoras, que a la vez les reclaman abaratar costos. En un caso donde hay retención de servicios, la pyme quiso pagar el 60% del sueldo y motivó la medida de fuerza porque no es con previo acuerdo a través de las autoridades de Trabajo de la provincia o Nación.

"UN ACTO DE MALA FE"
Otra de las voces que tendrá su lugar en la mesa de monitoreo de la crisis petrolera es el personal jerárquico. El secretario general de ese gremio, José Llugdar fue directo en sus conceptos vertidos: "lo único que nos proponen es el retiro voluntario", criticó en relación a la situación que pasan muchos afiliados.
"Yo creo primero que estamos en un contexto muy difícil, y con Jorge sabíamos esto. Pero no nos imaginamos que nos iban a suspender tres veces consecutivas el encuentro. Fue un acto de mala fe y una falta de coraje para decir las cosas como deben ser", cuestionó el líder los jerárquicos.
"Estuvimos en Las Heras y la verdad es que me encontré con un nivel de preocupación no sólo en el trabajador, también está en el dirigente y en el delegado porque día a día empresas de servicios, las pymes, realmente no tienen actividad", expresó el sindicalista.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico