Mantienen la prisión a los condenados Lucas Avila Maya y Gustavo Martínez

Se realizó una audiencia de revisión obligatoria de la prisión preventiva que cumplen Lucas Avila Maya y Gustavo Martínez. La Fiscalía pidió que se mantenga la medida hasta que la sentencia quede firme. En tanto, las defensas solicitaron la libertad para Avila Maya y el arresto domiciliario para Martínez.

El tribunal de revisión estuvo conformado por las jueces Daniela Arcuri y Raquel Tassello. El funcionario fiscal Martín Cosmaro expuso que están dados los presupuestos para mantener la prisión preventiva que pesa sobre los condenados por el homicidio en ocasión de robo de Santiago Blanco (41), ocurrido el 6 de agosto de 2014.
El acusador público afirmó que se verifica el peligro de fuga para ambos reos y recordó que existe una sentencia condenatoria de 17 años de prisión para Avila Maya, y de 4 años y 6 meses para Martínez. Graficó que el 5 de marzo el primero se escapó de la Seccional Segunda y fue recapturado 12 de abril en Mar del Plata.
"El peligro de fuga se ha concretado en su caso" y aumentaron los motivos para que permanezca en la cárcel. En cuanto a Martínez, Cosmaro indicó que su estado de salud no es delicado. Existe una sentencia condenatoria de ambos, no firme, pero confirmada por la Cámara Penal. Por todo ello, solicitó se mantenga la prisión preventiva hasta que la sentencia quede firme.
La defensora pública Viviana Barillari asistió a Avila Maya, quien participó de la audiencia por videoconferencia desde la Oficina Judicial de Trelew. Sostuvo que persiste el estado de inocencia para su cliente hasta que la sentencia quede firme. Pidió al tribunal que cese la medida de coerción o aplique medidas sustitutivas a ésta.
Por su parte, la defensora Cristina Sadino -representó a Martínez- dijo que su pupilo fue condenado a cuatro años y medio de prisión, y que ya lleva casi dos años en prisión preventiva. “Mi defendido siempre se ha sometido a proceso y existen circunstancias objetivas que estamos lejos de tener un joven con intenciones de evadirse”, argumentó. Manifestó que Martínez difícilmente pueda fugarse por sus condiciones de salud y que no recibe la debida asistencia médica. Requirió su arresto domiciliario.
Las magistradas en su resolución decidieron en forma unánime mantener la prisión preventiva de ambos condenados hasta tanto la sentencia pase en calidad de cosa juzgada.

EL CRIMEN
Hay que recordar días antes del robo armado los imputados junto a Mariela Martínez –absuelta durante el juicio- habrían realizado actos preparatorios al ilícito.
Ese fatídico 6 de agosto efectuaron una minuciosa vigilancia en el domicilio de la familia Blanco, en el barrio Pueyrredón.
Ingresaron por la fuerza a la vivienda y una vez adentro les exigieron dinero a los ocupantes. Los gritos de la madre de Santiago despertaron a su marido, quien tomó un arma y disparó contra los delincuentes. Entonces, Gustavo Martínez y Ávila Maya dispararon al menos cinco tiros contra las víctimas.
La mujer recibió una herida en su pierna derecha, su marido en los dedos de la mano y Santiago en su abdomen. En el intercambio de disparos Martínez también resultó lesionado, pero alcanzó a huir. Producto de las graves heridas, Santiago Blanco falleció a las pocas horas.
Mariela Martínez y Lucas Ávila Maya huyeron con identidades apócrifas hacia Mendoza, pero fueron detenidos por la policía. Durante el juicio la mujer fue absuelta, Avila Maya recibió 17 años de cárcel, y Gustavo Martínez 4 años y 6 meses.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico