Mantienen la prisión preventiva de Sebastián Cárdenas

La medida fue tomada en base a la gravedad del hecho y la existencia de peligros procesales que tiene el único imputado por el crimen de Lucas Díaz.

Hoy se desarrolló en la sede de los Tribunales Penales del barrio Roca la audiencia de revisión de la prisión preventiva por el hecho acontecido el pasado 26 de octubre de 2015 que tiene como único imputado a Sebastián Cárdenas.

La fiscal solicitó que se le mantenga la medida restrictiva de su libertad, al igual que la querella; en tanto que el defensor propició también el mantenimiento de la medida hasta la audiencia de reconocimiento de persona.

La audiencia fue presidida por el juez penal subrogante Mariano Nicosia, por el Ministerio Público Fiscal asistió la fiscal general Camila Banfi, mientras que la querella fue ejecutada por Francisco Miguel Romero y la defensa de Cárdenas fue ejercida por el abogado particular Guillermo Iglesias. En el lugar se encontraba presente la hermana de la víctima acompañada por una profesional del SAVD.

El hecho investigado aconteció el pasado 26 de octubre de 2015, en el momento en que la víctima Lucas Díaz se encontraba en el interior del bar "Los Troncos", donde también estaba Sebastián Cárdenas.

En esas circunstancias, se produce una discusión banal entre ambos y Cárdenas extrae un cuchillo y agrede con el mismo a la víctima, lesionándolo el ventrículo derecho de su corazón y luego en el exterior del bar, lo arrastra hasta la calle San Martín, casi Patagonia. Allí Lucas Díaz fallece en forma inmediata como consecuencia de un shock hipovolémico irreversible. El hecho fue calificado provisoriamente como "homicidio simple en calidad de autor" para Cárdenas.

En un primer momento, el defensor solicitó la intervención del juez en virtud del rechazo de su pedido para que se realice una rueda de reconocimiento con un testigo de identidad reservada, ya que en una primera entrevista el testigo no había dado esta versión, argumentó.

Por su parte, el fiscal se opuso a la rueda de reconocimiento solicitada por el defensor ya que el testigo sigue siendo de identidad reservada y ha recibido amenazas. La medida se rechazó ya que la fiscalía ha completado su etapa de prueba. Para la fiscal, la rueda no sería procedente ya que no está controvertida la autoría del ilícito en cabeza del imputado Cárdenas.

En igual sentido se pronunció la querella que no se tiene duda de la identidad del autor, y que el testigo es protegido porque está amenazado por personas cercanas al imputado.

Finalmente el juez penal resolvió mantener la medida de coerción que pesa sobre Cárdenas hasta la audiencia preliminar o por el término de un mes, lo que ocurra primero, en base a la gravedad del hecho y la existencia de peligros procesales.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico