Marcharon por más de cinco horas 500 personas para pedir seguridad

Minutos de las después de las 18, una bomba de estruendo en el centro comodorense marcaba el inicio de la marcha por la calle San Martín. Decenas de remiseros y taxistas se plegaron a la convocatoria realizada por la familia del joven ingeniero de origen boliviano, Jhon Blas, asesinado el viernes 20 de enero mientras se hallaba en la tienda de su familia.

Fuente:

Notas Relacionadas


Las Más Leídas del Patagónico