Mariano Rajoy fue reelecto como presidente de España

La división política de la Cámara dificultará la gobernabilidad de España y es por eso que en sus discursos de estos días Rajoy ha insistido en la importancia del diálogo y de las negociaciones entre los distintos partidos.

El conservador Mariano Rajoy resultó elegido presidente del Gobierno de España por la Cámara de diputados, tras superar una histórica votación que pone fin a más de diez meses de bloqueo político en el país.
Como estaba previsto, Rajoy obtuvo el apoyo de los diputados del Partido Popular (PP), de los liberales de Ciudadanos y de los regionalistas de Coalición Canaria, logrando 170 votos a favor. El resto de partidos votaron en contra del conservador y en el Partido Socialista (PSOE) hubo una división.
Un total de 68 se abstuvieron, tal y como les exigía su partido, mientras que 15 diputados incumplieron la disciplina de voto. Finalmente el exlíder socialista, Pedro Sánchez, no participó en la votación después de que renunciara a su acta como diputado para no tener que seguir la disciplina de su partido, totalmente contraria a su popular "no es no" a Rajoy.
En declaraciones a los medios tras el fin de la votación, Rajoy se mostró contento y dijo que "hay mucha tarea por hacer", por lo que va a intentar "buscar acuerdos y entendimiento con todos".
La división política de la Cámara dificultará la gobernabilidad de España y es por eso que en sus discursos de estos días Rajoy ha insistido en la importancia del diálogo y de las negociaciones entre los distintos partidos. En este sentido, dijo que "la falta de mayoría nos hace a todos responsables" y ofreció "una disposición abierta al diálogo y una voluntad de entendimiento".
"Soy el principal interesado en que busquemos y alcancemos acuerdos", dijo el conservador, quien se mostró dispuesto a "mejorar" y a "cambiar" lo que sea "razonable".

PROTESTAS DE INDIGNADOS

Miles de indignados españoles se manifestaron en las cercanías del Congreso de los Diputados de Madrid para rechazar la reelección del conservador Mariano Rajoy como presidente del gobierno de España con la abstención del opositor PSOE, recordando las emblemáticas consignas contra las élites políticas del país.
La multitudinaria protesta, convocada bajo el lema "Rodea el Congreso" por la Coordinadora 25-S y otros grupos surgidos al calor de las protestas de los últimos años contra el ajuste y de rechazo al sistema político y económico, volvió a reunir a ciudadanos desconcertados y enojados con el rumbo que tomó el país.
"Que no, que no, que no nos representan", y "PSOE, PP, la misma mierda es" fueron algunas de las ya emblemáticas consignas popularizado por los indignados del 15-M que se escucharon desde el comienzo de la tarde en las inmediaciones del Congreso, donde tendría lugar la investidura del candidato del Partido Popular (PP).
Muchos jóvenes y familias se unieron a la protesta encabezada por una pancarta en la que se denunciaba la "investidura ilegítima" de Rajoy, quien se convirtió en el primer presidente del PP en ser elegido gracias a sus rivales socialistas, quienes se abstuvieron en la segunda votación para evitar unas terceras elecciones en España después de más de 10 meses de parálisis política.
El líder de Podemos, Pablo Iglesias, y otros dirigentes de izquierda como Alberto Garzón, se acercaron a saludar a los manifestantes, antes de participar de la votación, en el que rechazaron la investidura de Rajoy.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico