Mario Quinteros: "es algo que no tendría que haber pasado"

Manuel Quinteros, el nene que el martes 8 de este mes se electrocutó en un pozo que se encuentra en cercanías de la zona conocida como Las Latas, en Manantial Rosales, es nieto de Mario Quinteros, el presidente del Centro de Jubilados del Petróleo y Gas Privado de Chubut.
El dirigente fue consultado por El Patagónico tras el accidente y con el dolor a cuestas lamentó esta situación que le toca atravesar a su nieto. "El es un toro, tiene 11 años y nos consuela a nosotros. No lo he visto llorar ni una vez pese a todo lo que le está pasando, algo que no tendría que haber pasado y que pasó por falta de inversión y por querer ganar más", señalo.
"Yo estuve hablando con (Sergio) Bohe (ministro de Hidrocarburos) y creo entender que me entendió de la gravedad de la situación. Sé que ellos asumieron recién en diciembre, interpreto que lo tomó con mucha preocupación, pero de todas maneras lo que estamos pidiendo es que actúen y si actuaron saber en qué instancia están, tanto Hidrocarburos, como Petrominera y el Sindicato de Petroleros", confirmó.
Para Quinteros la situación es realmente grave, no solo porque fue su nieto el afectado, sino porque entiende que otros niños están peligro, ya que ingresar al interior del equipo de bombeo o entrar en contacto con uno de transformadores es algo muy sencillo por las escasas y precarias medidas de seguridad que puso en práctica la empresa Petrolera Patagonia SRL.
"Estos transformadores son cancerígenos, y tienen 380 voltios, despiden más de 1.000 voltios. Mi nieto se salvó pero día por medio tiene que subir al quirófano y esto se podría haber evitado, no tenemos por qué lamentar otros casos. Tenemos que hacer algo hacer, si no actúan, lo vamos a hacer nosotros", sentenció.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico