Martín Tula y su análisis del clásico

Pasaron dos días del clásico Jorge Newbery y Huracán, por la quinta fecha del Federal B. Martín Tula, arquero del "Aeronauta", analizó esta tarde con El Patagónico el partido que dejó poco desde lo futbolístico, pero mucho desde las hinchadas, ya que fue en paz.

"Son clásicos". Ya es moneda corriente escuchar esa frase al término de algún Newbery y Huracán y el domingo, los jugadores, así lo vivieron y lo comentaron. Ambos equipos no quisieron arriesgar demasiado, aunque, si Mauro Villegas hubiese convertido el gol en el primer tiempo, otra hubiese sido la historia, ya que el "Globo" hubiese salido a buscar el empate y los espacios, para ambos equipos, hubiesen aparecido en los esquemas.

Newbery salió al campo de juego con su clásico 4-3-3. Aunque por momentos Castro y Videla- los wines que posee el Lobo- parecen volantes, por su retroceso y marca permanente a los laterales rivales, para el DT, Luis "Piti" Murúa, son "los tres de arriba". Eric "Corto" Castro fue lo mejor del "Aeronauta" durante los primeros 45 minutos. Cada pelota que le llegaba sobre la línea, era un problema para el lateral de Huracán, Nicolás Barrera, quien lo sufrió durante todo el primer tiempo. Luego, en la segunda etapa, el largo recorrido que realizó el delantero lo terminó de cansar y sólo apareció un puñado de veces.

"El balance que hago es que no hubo diferencias entre los dos. Ellos arrancaron un poco mejor buscando el arco con las pelotas paradas y nos llenamos de faltas. Pero nosotros tuvimos la de Mauro que fue clarísima y el segundo tiempo se estancó mucho el partido. Nuestros dos centrales estuvieron muy bien y lo supieron controlar a ´Jere´ que sabemos la calidad de jugador que es. Ninguno de los dos equipos arriesgó para llevarse algo más y por eso creo que el empate fue justo", comenzó la entrevista el arquero e ídolo del club de la Loma, Martín Tula, quien analizó el partido con El Patagónico esta tarde.

Los internos- o volantes ofensivos- tanto Loncón como Benites, y luego Nieto, no pudieron crear juego durante los 90 minutos debido a la buena presión que ejerció Huracán en el mediocampo. En este pobre partido, en Newbery se destacaron el volante central Marcos Ruíz, quien siempre se encuentra bien ubicado e intenta de romper líneas con algún pase preciso, y el central Ariel Rubio, la figura del encuentro, que le ganó el mano a mano durante casi todo el partido al buen delantero Jeremías Asencio y además metió el pase de la situación más clara del partido a Villegas.

"Hasta que no se convierte un gol estas muy atado al partido y a no cometer errores. Calculo que con un tanto de cualquier equipo estaríamos hablando de otra cosa. A nosotros nos faltó mucha creación y llegar con más gente al área. No estuvimos finos en los pases entre línea y ellos estuvieron muy bien parados atrás y en la mitad, por eso no pudimos entrar. De nosotros creo que Rubio hizo un partido casi perfecto", comentó el arquero.

Por el lado del Club Atlético Huracán, salió a la cancha con el mismo equipo que venía manejando Marcelo "Topo" Márquez y su 4-4-2. Durante los primeros 20 minutos se vio lo mejor del "Globo", con buenas triangulaciones desde la izquierda que comandaba el volante Emanuel Sarati, juntándose, en más de una ocasión, con Calfú y Asencio. Así crearon los dos únicos intentos de la primera etapa; un derechazo desde afuera del área del número 11 (Sarati) y un tiro libre del "Chaca" Bustos.

Tula definió a Huracán como un equipo que trata de buscar el triunfo en los primeros minutos, y luego intenta cerrar el desarrollo del partido en el mediocampo: "ellos salieron a buscar la victoria en los primeros minutos y nosotros lo aguantamos muy bien. Sabíamos que el jugador desequilibrante que tienen es Jeremías pero los dos centrales lo pudieron marcar excelente. Estuvimos bastante seguros en las pelotas paradas también. Ellos iban a tratar de marcarnos en el primer tiempo porque es su juego y lo teníamos muy claro, pero así y todo la situación más clara la tuvimos nosotros".

Tanto Maximiliano Biasussi como Ezequiel Llesona, centrales de Huracán, fueron los puntos altos del equipo que dirigió Maximiliano Montesino- debido a que Marcelo Márquez se encontraba suspendido- y algunas apariciones de Asencio, que pudo participar poco debido a cómo se desarrolló el juego. Fueron pocas las pelotas que le llegaron limpias y muchos los pelotazos que trataban de buscarlo al jugador. A pesar de la poca participación, el delantero dejó una perlita que fue, quizás, de lo mejor del encuentro; un caño a Ulloa en el comienzo del partido.

Lo más importante de este encuentro fue, sin dudas, que terminó de la mejor manera y así lo comentó Martín. "Para mí, entrar a la cancha fue como un flash al 2011. Fue hermoso. Ver a la gente que conoces en las tribunas es algo muy lindo. También salir al estadio con los chiquitos de las escuelitas fue muy emotivo, les hablábamos y le decíamos que saluden a la gente porque era algo que no van a olvidar nunca. Lo más rescatable fue que terminó en paz y que mucha gente vivió este tipo de espectáculos por primera vez".

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico