Martino quedó conforme con el funcionamiento del equipo

Fue el debut de la "Albiceleste" que a pesar de no contar con su capitán Lionel Messi, la Selección sorteó con éxito su primer escollo en la Copa América del Centenario. "Si bien no era decisivo, era evidente que el ganador iba a salir fortalecido", afirmó el 'Tata'.

La aparición de Gerardo Martino en la sala de prensa del Levi's Stadium tras el buen triunfo ante Chile no se modificó, con el día previo al partido como referencia, en cuanto a tiempos ni vestimenta, pero esta vez no hubo lugar para una mirada fija y un tanto preocupada.
Los modos de Martino fueron el día y la noche entre un momento y otro. El día, el domingo pasado, lo encontró con gesto adusto y la noche del lunes con expresión del deber cumplido.
"En la previa era un partido de instancia superior. Si bien no era decisivo, era evidente que el ganador iba a salir fortalecido. Fue importante haber ganado, pero mucho más haber terminado fortalecido desde el funcionamiento del equipo", manifestó Martino en la conferencia de prensa que brindó luego de la palabra de su colega Juan Antonio Pizzi.
La mirada de Martino, casi en actitud provocativa, no penetró los ojos del periodista de turno. Anteanoche eligió la atención para recurrir a las palabras apropiadas, a un concepto válido para explicar un éxito que dejó bien parado al equipo, pero que además se produjo sin la máxima referencia, la figurita difícil: el astro Lionel Messi.
"Messi siempre nos hace mejor y hay que solucionar las cosas cuando él no está. El equipo manejó diferentes aspectos del juego. Corrió cuando era necesario, retrocedió cuando era necesario y si bien nos equivocamos algunas veces con la salida, a diferencia de otros partidos, y más con Chile, fuimos justos ganadores", agregó Martino.
Las palabras del "Tata" bien pudieron haber marcado una antítesis con una de las canciones más legendarias de la banda británica Rolling Stones, '(I Can't Get No) Satisfaction' ("no puedo obtener satisfacción"), y que fue interpretada por la banda de Mick Jagger y Keith Richards en junio del año pasado en el mismo lugar donde Argentina superó a Chile.
"Lo importante es que desde Colombia para acá (4ta. fecha de Eliminatorias Sudamericanas 2018), el equipo se fue acomodando a las diferentes situaciones de juego. Contra Chile tiene algo de transcendental porque siempre le manejamos el partido", indicó el ex DT de Barcelona de España y Newell's Old Boys.
El ataque de Angel Di María por el sector izquierdo y Nicolás Gaitán por el lado derecho fue fructífero hasta los 25 minutos del primer tiempo cuando invirtieron sus caminos, pero el regreso a sus posiciones en el segundo tiempo le devolvieron a la Argentina la profundidad en ataque.
Ante la consulta de la agencia Télam sobre si se trató de una estrategia o de una corrección, Martino señaló que los extremos de su equipo tienen "total libertad para moverse" en el frente de ataque.
"Al único que sostenemos es a Messi en la banda derecha, pero tanto Angel (Di María), como Nico (Gaitán), Erik Lamela o Ezequiel (Lavezzi) son futbolistas que no tienen problemas para desempeñarse por los costados, ya sea de un lado o del otro", apuntó el "Tata".
El post partido también arrojó otro momento diferente en la exposición de Martino cuando se refirió a la situación emocional de Di María, quien celebró su gol con la mirada y sus manos extendidas al cielo.
"Sinceramente, no sabía que había muerto su abuela; no lo sabía. Por supuesto, eso es lo más importante en cualquier aspecto de la vida, pero no dijo nada porque se sentía bien para jugar", argumentó Martino con cierto dejo de conmoción por la situación de la figura de París Saint Germain de Francia.
El deber cumplido fue la sensación que se instaló en las cuatro paredes de la sala de prensa del Levi's Stadium cuando el "Tata" con paso firme se retiró.
La seriedad se mantuvo en sus respuestas, pero ya sin un trasfondo de preocupación o enojo. La prensa vio a un entrenador satisfecho, más conciliador, que recogió críticas favorables tras un debut con muchas cosas en juego para su equipo y él mismo.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico