Más de 200 niños del barrio Las Américas festejaron su día

Con juegos, chocolate peruano, golosinas y regalos, el domingo por la tarde los niños del barrio Las Américas festejaron el día del niño. “Fue una tarde muy linda. Los chicos estaban súper contentos. Se hizo con lo que teníamos al alcance”, explicó Carolina Arias, referente del sector. La celebración contó con la participación de una murga, dos cuerpos de danzas caporales y un grupo folclórico.
Un mes después de la fecha original los chicos de Las Américas, que hace unos años se hizo conocido con el despectivo mote de “el barrio de los paraguayos”, celebraron su día con una jornada distinta donde hubo juegos, golosinas, regalos y sobre todo alegría.
Fue el domingo cuando Carolina Arias, referente del barrio, con el acompañamiento de varios vecinos llevaron a cabo la celebración por el día del niño que realiza desde hace cuatro años.
Se estima que participaron más de 200 chicos de la celebración, quienes desde las 15 y hasta cerca de las 19, dieron rienda suelta a su alegría. Todo gracias a un trabajo conjunto que contó con la colaboración de empresas, funcionarios y vecinos que decidieron dedicarle una tarde diferente a los niños.
Así hubo quienes se vistieron de payasos, otros que ayudaron con las golosinas y los juegos y hasta una vecina de origen peruano que preparó chocolate caliente con la esencia de su tierra, agregándole manteca y canela. "Una delicia de la que no quedó una gota”, dijo Carolina.
“Fue una tarde muy linda. Los chicos estaban súper contentos. Se hizo con lo que teníamos al alcance. Este año no pudimos poner el pelotero, pero hicimos los juegos de antes: el juego de la bolsa y de la harina buscando el caramelo. Tratamos de entretenerlos. Yo pinté a los payasos y estuvo lindo”, resumió la referente barrial.
De la jornada también participaron los integrantes de la murga de las 1008, los cuerpos de danzas de “Sangre latina” y Sentimiento caporal", que bailaron sus expresiones típicas, así como un grupo de folclore que le puso color a la tarde.
Así, todos juntos disfrutaron de una tarde distinta luego de un largo trabajo que comenzó a organizarse hace más de un mes, con el objetivo de que los chicos disfrutaran de una tarde de juegos, pero también regalos, que en esta ocasión no abundaron pese a los pedidos realizados a diferentes políticos y empresas.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico