Más de 200.000 personas marcharon por la regulación del cultivo y uso del cannabis

La movilización que tuvo lugar en Buenos Aires y varias ciudades argentinas adhirió a la marcha mundial a favor de la despenalización de la tenencia y consumo de marihuana, y renueva año a año el reclamo por la legalización de esa droga psicoactiva.

Más de 200.000 personas se manifestaron ayer por la regulación del cultivo y consumo de la marihuana en la Argentina, en lo que fue la séptima edición en Buenos Aires encabezada por niños y adolescentes con epilepsia refractaria que utilizan cannabis medicinal y que reclaman una ley que posibilite elaborarlo en el país. Bajo la consigna, ¡No más presos por cultivar!, la movilización se llevó adelante en cientos de ciudades del planeta y de la Argentina.
La movilización que tuvo lugar en Buenos Aires y varias ciudades argentinas adhirió a la marcha mundial a favor de la despenalización de la tenencia y consumo de marihuana, y renueva año a año el reclamo por la legalización de esa droga psicoactiva que también es considerada como medicinal.
Varias agrupaciones organizaron ferias promocionales en las plazas de la Capital Federal, Córdoba, Rosario, Mendoza y otras ciudades donde expusieron artesanías y comidas elaborada con cannabis sativa.
En el Día Internacional de la Reducción de Daños, que se conmemora desde 2014 y fue instaurado por la asociación internacional Harm Reduction Coalition con base en Londres, la ONG Intercambios llamó "a tomar conciencia y difundir la importancia de que los países desarrollen políticas públicas en materia de drogas basadas en evidencia científica, y centradas en el respeto a los derechos humanos que contemplen un enfoque de salud pública".
Dentro de los reclamos, los defensores del consumo de la droga reclaman el derecho al autocultivo, lo que supone el fin de los allanamientos, detenciones y procesos penales a cultivadores de cannabis. Exigen la regulación de Clubes Sociales de la planta para el acceso al cannabis y sus semillas y que suspendan los arrestos por tenencia de "sustancias psicoactivas prohibidas".
Además buscan la autorización estatal del uso medicinal de la marihuana y sus derivados, así como la promoción del Estado del uso industrial del cannabis no psicoactivo. Pretenden, asimismo, el estímulo de los gobiernos a la investigación de los usos medicinales e industriales. Y pregonan la implementación de una ley de atención pública, universal y gratuita de los problemas asociados al uso de sustancias psicoactivas y "la urgente modificación de la ley de drogas (23.737)".
Según explica la convocatoria, la marcha es un evento que se realiza desde 1999 de forma simultánea y autónoma en ciudades de todo el mundo. Sus promotores buscan realizar "un reclamo común que evidencie la cantidad de personas que exigen normalizar la situación de la planta de cannabis y terminar con la criminalización y persecución de sus usuarios y cultivadores".
Si bien el objetivo en líneas generales es demandar la regulación del consumo en general, y terminar con la criminalización y persecución de sus usuarios y cultivadores, este año, por ejemplo, se hará especial énfasis en buscar la legalización de la marihuana para su uso medicinal, que en la Argentina aún no está permitido a pesar de que países como México, Chile o Uruguay cambiaron su postura frente al tema y ya se ven avances concretos.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico